24 de noviembre de 2018
24.11.2018
Tribuna

Una regularización para el sector autónomo

24.11.2018 | 00:25

El trabajador autónomo, con tanto peso en la economía de la provincia de Alicante, ha andado en las últimas semanas bastante contrariado ante las iniciales propuestas del Gobierno central de subir, el próximo año, las cuotas de cotización y vincular su base a los ingresos.

Recordemos que, hoy por hoy, la normativa de cotización de este sector permite al autónomo elegir su base dentro de unos límites mínimos y máximos dependiendo de su edad. A la hora de ver el resultado de sus pensiones, ello se traduce en situaciones dispares, especialmente cuando la base que se elige es la mínima, algo que realiza el 68% de los autónomos nacionales, según la última encuesta de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). Este porcentaje crece hasta el 88% en el caso de los autónomos de la Comunidad Valenciana, tal y como lo reflejan los últimos datos estadísticos publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Aunque realmente una subida de las cuotas de cotización acorde a los ingresos de cada autónomo podría ser una buena medida para atajar los problemas que se vienen arrastrando, lo cierto es que el Gobierno se ha visto obligado a recular ante la amplia negativa del sector. En concreto, el 81,2% de los autónomos encuestados por ATA, esto es ocho de cada diez, ha rechazado una subida para el 2019. Esto ha provocado que, finalmente, se cierre un acuerdo satisfactorio para este amplio colectivo, con la única subida del 1,25% de la base mínima de cotización, una importante reducción del incremento planteado inicialmente.

¿Cuáles son las razones de este rechazo? La primera es la incapacidad de buena parte de los autónomos de hacer frente a una cotización por una base superior a la que tienen en estos momentos. De la encuesta de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos se desprende que el 71% de los encuestados no podría asumir una subida de la base, mientras que el 29% restante afirma que sí podría hacerlo, pero no lo hace por diversos motivos.

La segunda razón es porque, dada la inexistencia de un sistema de cuotas vinculadas a los ingresos, buena parte de los trabajadores autónomos se han visto abocados a invertir en la contratación de seguros privados o planes alternativos, complementarios para sus prestaciones. Así lo confirma el 42% de los encuestados por ATA. Una subida ahora de las bases de cotización conllevaría una duplicidad de pago a la que muchos no podrían hacer frente.

La tercera razón es la desconfianza en el sistema público de pensiones. El 36% de los encuestados responde que no quiere subir su base de cotización por desconfianza, de ahí el alto índice de autónomos con sus prestaciones mejoradas a través de coberturas privadas.

El acuerdo alcanzado el jueves prevé también subidas escaladas al alza de los tipos de cotización, pasando del tipo actual del 29,80% al 30% para el año 2019, incrementándose progresivamente hasta el 31% en 2022. Estos tipos permitirán cubrir una mejora de los beneficios sociales, como cobertura de accidentes de trabajo, ayudas a la maternidad y a periodos de bajas médicas, y a actualizar la regulación al acceso de la prestación por cese de actividad, para que sea más ágil y sencilla.

Aunque parece que, de momento, la sustancial modificación pretendida inicialmente ha quedado momentáneamente aparcada, lo cierto es que este sistema de cotización será transitorio, puesto que el objetivo del Gobierno es que los autónomos pasen a cotizar a la Seguridad Social en función de sus ingresos reales.

De una manera u otra, lo cierto es que el colectivo de autónomos ocupa un papel cada vez más destacado en la economía alicantina y, en conjunto, en el tejido empresarial español. Según los últimos datos del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), el número de afiliados en la Comunidad Valenciana ha aumentado en el primer semestre de 2018, siendo nuestra autonomía la tercera, con un incremento del 2,8%, esto es, más de 9.407 autónomos.

Esperemos que, con esta propuesta alcanzada satisfactoriamente por ambas partes, este gran colectivo que conforman los trabajadores autónomos de nuestra provincia siga creciendo, creando empleo y emprendiendo inquietantes actividades que todavía quedan por descubrir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook