14 de octubre de 2018
14.10.2018

Momento para un certamen de calzado en IFA

14.10.2018 | 01:58

Si no fuera porque la feria de calzado ha coincidido con la del textil no habríamos recibido visitas». Así de concluyente se manifestaba uno de los expositores del Salón Internacional de Calzado y Accesorios (MOMAD Shoes), Feria del Calzado de Madrid por ser más concreto, en una de las crónicas que este diario ofrecía sobre el certamen que se celebró en el recinto ferial de IFEMA el pasado mes de septiembre.

La última feria de Madrid solo congregó a 85 expositores, un 20% de la provincia, y apenas ocupó medio pabellón de las instalaciones madrileñas, poniendo más que en evidencia la agonía que viene sufriendo durante los últimos años y clamando por un revulsivo que evite una muerte segura.

Tanto en el ámbito político y social como en el del sector del calzado son muchas las voces que vienen planteando volver a organizar en Elche un evento ferial que pudiera convertirse en cita de referencia al modo que lo está consiguiendo Futurmoda, la muestra que impulsa la Asociación Española de Empresas de Componentes para el Calzado (AEC) y que la próxima semana tiene una nueva cita en la Institución Ferial Alicantina (IFA).

La feria de Madrid, en colaboración con la Federación de Industrias del Calzado de España (FICE), en una acción obligada por las adversas circunstancias que han dado la puntilla a MOMAD Shoes, ha propuesto celebrar dos ferias, una entre el 1 y el 3 de marzo en el casco urbano de Madrid, próxima al consumidor final, y otra en febrero al amparo del textil, pero coincidiendo con la cita de Milán, la más importante del mundo en la actualidad.

Está claro que son los propios empresarios quienes deben valorar qué es lo que más le conviene a su sector y por ello tomar las decisiones oportunas, pero no parece que esta nueva propuesta vaya a generar gran entusiasmo. Ante un cambio tan radical e importante para un sector vital de nuestra economía creo que sería el momento de plantearse con seriedad y rigor la organización de un evento, una cita de fabricantes y compradores, en las instalaciones de nuestra institución ferial IFA.

Hay muchas razones de peso para intentar sacar ahora adelante este proyecto. Entre otras, que contamos en nuestra Comunidad, y especialmente en Elche y Elda, con el tejido industrial zapatero más importante del país; que tenemos en IFA unas instalaciones adecuadas y en proceso de saneamiento financiero, modernización y desarrollo de su entorno; que el aeropuerto Alicante-Elche, con amplias conexiones nacionales e internacionales, se encuentra al lado de la Institución Ferial y a menos de media hora de los principales focos de producción; que el AVE llega a Alicante desde Madrid en poco más de dos horas y ya está anunciada por el ministro de Fomento la apertura de la estación de Elche «La Dama» en el verano del próximo año; que existe una oferta hotelera con buen precio, amplia y de alta calidad; y que el apoyo de las instituciones locales, provinciales y de la Comunidad estaría garantizado.

Probablemente sería un error montar una feria al uso porque estaría abocada al fracaso y como bien dice Marián Cano, presidenta de la Asociación Valenciana de Empresarios de Calzado (AVECAL), en otra crónica de José A. Mas sobre el certamen de Madrid publicada el pasado 9 de septiembre, «ahora se tienen que entender los eventos de otra forma, como puntos de encuentro del sector en el que se establezcan y refuercen contactos a la vez que se avancen las nuevas colecciones».

Recojo esa idea de punto de encuentro y como ya expresé públicamente en otras ocasiones invito a organizarlo en IFA, con el sector, especialmente el valenciano, como verdadero impulsor del mismo, tal como lo está haciendo la AEC con Futurmoda. Debemos dar un paso adelante y desde Elche, Alicante, Elda o Petrer hacer que toda la provincia participe y sea protagonista de un evento ilusionante para las empresas que nos podría traer aparejados congresos, desfiles, presentaciones, ponencias o debates. Un evento que tenga en cuenta el mundo digital, las nuevas formas de venta y las posibilidades que ofrece la nueva economía.

Una cita zapatera que aproveche toda la maquinaria y la experiencia de la Institución Ferial Alicantina a la que se puede llegar en avión, en coche o en tren desde cualquier punto de España, probablemente con similar facilidad que se acude a Madrid, pero con la ventaja de encontrarse en el corazón de la mayor zona de producción de calzado de España.

El Ayuntamiento de Elche está dispuesto a activar todos los resortes que están a su alcance para ayudar a hacer realidad este evento, que contribuiría de forma decidida a impulsar un sector imprescindible en la reactivación económica, en la creación de empleo y, en definitiva, para el bienestar social. El revulsivo que se vislumbra tan necesario está, casi seguro, en nuestra propia casa. Es el momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook