08 de julio de 2018
08.07.2018
Alcalde de Alicante

Un PP más alicantino

08.07.2018 | 01:05

Tiempos de cambio en el que los miembros de mi partido tenemos la oportunidad de decidir libremente el rumbo para esta nueva etapa que se abre. Puedo decirles que muchos estamos disfrutando con este proceso inédito en la historia del Partido Popular. Precisamente, el sistema de primarias se asienta a la perfección en uno de los principios básicos de mi partido: la defensa de la libertad individual. Tal y como marca nuestro ideario el PP apuesta por favorecer la libre iniciativa del individuo porque son las decisiones personales las que llevan a que nuestra sociedad avance.

En el PP consideramos que cada individuo tiene derecho a su libertad para expresar sus ideas y por eso es nuestro compromiso el ser respetuosos con las decisiones individuales, más ahora en este proceso de primarias que hemos abierto y por el que se ha interesado toda la sociedad.

He podido comprobarlo durante estos días en los que he tenido el honor de acompañar en Alicante a los tres candidatos más votados. Primero estuve con Pablo Casado, después con María Dolores de Cospedal y, por último, con Soraya Sáenz de Santamaría. Tuve el privilegio de escucharles y de convencerme de la gran ventaja que tiene mi partido de contar con personas con tanta valía y con tanta capacidad para liderar el proyecto político que hoy más que nunca necesita nuestro país.

Todos los candidatos contaron con Alicante para su campaña electoral, y como alcalde de la ciudad he de decir que Alicante cuenta con ellos para tener la representación que merece en los órganos nacionales del partido. El Partido Popular gobierna en estos momentos la Alcaldía de Alicante y la Diputación Provincial, una aportación inestimable para nuestro proyecto político en la Comunidad Valenciana y en toda España. Y eso debe ponerse en valor, por lo que considero que tras el congreso de mi partido, gane Santamaría o Casado, esta provincia y esta ciudad deberán tener el peso específico que merecen.

El éxito o fracaso del Congreso del Partido Popular no se puede medir sólo por un candidato sino por su capacidad de coser el partido y de hacer que nuestra provincia y nuestra ciudad de Alicante salgan reforzadas. No nos quedemos solo en si es Pablo o Soraya. Este congreso, además de terminar con un llamamiento a la unidad y a la integración, debe servir para que Alicante, la tercera ciudad más importante gobernada por el Partido Popular en todo el país, tenga la relevancia que se merece en la estructura interna del partido, al igual que el resto de la provincia. Porque estando en los órganos de dirección se nos escuchará más y se podrá trabajar más y mejor por nuestra tierra.

Defendiendo la libertad de cada cual para optar por la candidatura que mejor considere en esta segunda vuelta de las primarias, con independencia del respaldo legítimo que cada cual dé a una de las dos opciones, en lo que debemos coincidir todos es que Alicante tiene que afianzar su fortaleza en la estructura nacional del PP y que merece una presencia relevante. Nos jugamos mucho en ello porque son innumerables los retos a afrontar por nuestra sociedad y eso es algo que compruebo a diario al frente del Ayuntamiento de Alicante. La nuestra es una ciudad llena de posibilidades y al mismo tiempo de necesidades. Es en estos momentos cuando todos, apoyemos una u otra opción, debemos coincidir en reclamar para Alicante en la estructura orgánica del PP a nivel nacional el peso específico que le confiere gobernar municipios tan importantes como Alicante, Benidorm u Orihuela y la Diputación.

Para esta segunda fase de las primarias seguiré defendiendo la libertad de todos y cada uno de los participantes, como no puede ser de otra manera, porque es uno de los principios básicos de mi partido. Y sigamos disfrutando hasta el final de esta fiesta de la democracia que va a servir, sin duda, para impulsar al Partido Popular. Como dice el poema de Charles Bukowski ahora solo queda llegar hasta el final: «Si vas a intentarlo, ve hasta el final. No hay otro sentimiento como ese. Estarás a solas con los dioses y las noches arderán con fuego. Hazlo, hazlo, hazlo, hazlo. Hasta el final, hasta el final. Cabalgarás la vida directo a la risa perfecta: es la única buena pelea que hay». Debe ser así. Si vas a intentarlo, ve hasta el final.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook