08 de julio de 2018
08.07.2018
Tribuna
Torrevieja

¡Campeones!, ¡Campeones!

08.07.2018 | 01:05

Muy pronto ha acabado el Mundial de Fútbol para la Selección Española y junto con la llegada del verano nos hace recordar primero partidos jugados en Torrevieja en aquellos trofeos estivales de comienzos del siglo XX con la participación de las alineaciones de Murcia, Orihuela y, por supuesto, el equipo local.

El primer partido de fútbol del que se tienen noticias que se celebró en Torrevieja tuvo lugar hasta el lunes, 15 de agosto de 1910, en la plaza del Conde de Vía Manuel -actual plaza de Oriente-, entre los primeros equipos de Murcia y Orihuela. Fue un acontecimiento que con el paso de los años se convirtió en una tradición: la disputa de encuentros coincidiendo con las fiestas de verano. Tal circunstancia motivó que se formara una importante colonia de paisanos en el periodo estival, creando el clima para que los murcianos tuvieran una cierta influencia en la organización de los eventos futbolísticos que se celebraban todos los mediados de agosto. También, como novedad en el programa de fiestas de aquel año fue se disputó un partido de fútbol entre el Torrevieja y el Murcia FC. El equipo murciano obtuvo la victoria (aunque no se conoce el resultado final). Fue el primer triunfo logrado por un club de la capital huertana en campo contrario. La prensa cifró la asistencia de público en tres mil espectadores. Tras el partido, los futbolistas murcianos se vieron envueltos en un incidente desagradable. Cuando los jugadores estaban celebrando la victoria en un salón del Casino de Torrevieja irrumpió un vocal de la directiva del Casino alterando el orden público. Se desconocen tanto los motivos que llevaron a esta persona a provocar el incidente, así como la magnitud del mismo.

Estaba previsto que el Torrevieja devolviera la visita al Murcia. Según informa la prensa, ambos equipos concertaron un segundo encuentro que se disputaría el 6 de septiembre, con motivo de la Feria de Murcia. No existen noticias sobre el resultado en este partido. Ni siquiera se sabe con certeza si se llegó a disputar, lo que no ha de extrañar ya que el Torrevieja tuvo muchas dificultades para formar una alineación en el encuentro que jugaron como locales. Por otra parte, se ha de tener en cuenta que en esta época era frecuente la suspensión de partidos concertados debido a incidencias de última hora.

El 13 de agosto de 1911, el Murcia FC fue invitado por segundo año consecutivo a disputar un partido durante las fiestas de Torrevieja. La novedad respecto al verano anterior radicó en que el rival no fue el equipo local, que había desaparecido, si no la Juventud Deportiva Orcelitana, de Orihuela, un contrario muy adecuado, pues también existía una nutrida colonia de veraneantes oriolanos en Torrevieja. El Murcia FC alineó a Vivancos; Casanovas, Pelluz; Ausejo, Guillamón, Cándido Cuartero; Muñoz, Eduardo Menoyo, Desiderio Cuartero, Plaza y Bautista. Antes del final de la primera parte, Bautista se vio obligado a abandonar el terreno de juego tras sufrir un golpe en la cabeza, siendo sustituido por Flores. La victoria correspondió al Murcia FC por 7-0 goles, gracias a los tantos de Desiderio Cuartero (3), Eduardo Menoyo (2) y Roberto Muñoz (2). Desiderio Cuartero obtuvo el primer «hat trick» de la historia del fútbol murciano con los tres goles marcados.

No fue hasta el año de 1913 cuando en Torrevieja se formó un joven equipo futbolístico, pero de alto nivel. El 17 de agosto de 1913, se celebró en la misma plaza un importante encuentro de fútbol entre los equipos de Torrevieja y Murcia. A la hora de comenzar el partido se hallaba el lugar invadido por numeroso público entre el que destacaban jóvenes mujeres con vaporosos trajes. La banda de música de Catral fue la destinada para amenizar el espectáculo; y a las seis en punto de la tarde, tras la señal del juez árbitro, se alinearon los jugadores.

Por Murcia: portero, F. Tarín; defensas P. Tarín, I. Mora; medios J. López, Gerardo y A. Caravaca; delanteros I. Balanza, T . Cerdá, Marquina, A. Tormo y N. García.

Por Torrevieja: portero González; defensas A. Ruiz y Escobar; medios Navarro, Manolito Lucas y R. Vidal; delanteros Montesinos, García, F. Vidal, J. Ruiz y S. Ruiz.

Actuó de juez arbitro el doctor Mariano Ruiz Cánovas, director y propietario de la «Casa de Salud de Nuestra Señora del Carmen», sanatorio psiquiátrico situado en la playa del Salaret, de donde tomó el nombre de «Playa de los Locos».

Sonó el pito de inicio de partido y comenzó el encuentro. A los pocos minutos, Vidal marcó el primer tanto para el Torrevieja, no habiendo nada más que contar en esta primera parte, excepto algunas bonitas jugadas por parte de ambos equipos: Torrevieja 1-Murcia 0.

Cambiaron de terreno de juego los jugadores y comenzó la segunda parte que resultó mucho más reñida que la primera. Los jugadores del Murcia lograron, después de un continuo bombardeo, en el que en el que se distinguió por su resistencia el guardameta del Torrevieja González, apuntarse un tanto: Torrevieja 1-Murcia 1.

La música interpretó un pasodoble y entre sus melodiosos acordes realizaron una elegante combinación de filigranas Montesinos y Manolito Lucas que coronó F. Vidal con gran chute de ángulo, consiguiendo anotar el segundo tanto para los suyos: Torrevieja 2-Murcia 1.

Después, un nuevo ataque del Torrevieja, un cambio de Manolito Lucas y Ruiz y apuntaron otro gol: Torrevieja 3 - Murcia 1.

Continuó la lucha más acalorada que al principio y Manolito Lucas, tras un magnífico disparo, poco antes de terminar el partido, señaló el cuarto y último tanto para los torrevejenses: Torrevieja 4-Murcia 1.

En resumen, tanto los jugadores de un bando como los del otro estuvieron muy acertados durante toda la tarde, sobresaliendo Lucas, González, Escobar, Ruiz y Vidal, resultando una gran goleada del equipo local torrevejense al Murcia CF.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook