07 de julio de 2018
07.07.2018

Un mundo en creciente desorden

07.07.2018 | 00:52

El desorden mundial creciente es ya una realidad. Que Trump se retirara del acuerdo sobre el cambio climático fue una grave amenaza para el futuro. Que el presidente americano haya impuesto tarifas proteccionistas a China y la UE es ya una realidad que preocupa cada día más al FMI, a la Reserva Federal y al BCE por las consecuencias a corto plazo sobre el comercio mundial y el crecimiento económico.

El America First de Trump genera cada día mayor preocupación. ¿De qué ha servido la cumbre de Singapur con el líder de Corea del Norte? ¿Qué consecuencias tendrá la de Trump con Vladimir Putin tras la reunión anual de la OTAN de la semana próxima en la que volverán a aflorar las disensiones con los países europeos? ¿Cuánta influencia ha tenido el desprecio de Trump en la victoria el domingo pasado de López Obrador, un líder populista y nacionalista, en las elecciones mejicanas? Trump quiere liquidar la política exterior americana desde el fin de la II Guerra Mundial.

Y lo más grave es que la perturbación americana se enfrenta a una Unión Europea en la que también crecen el nacionalismo y el populismo y que se muestra incapaz de adoptar posiciones comunes. Gran Bretaña no sabe cómo llevar a cabo el Brexit que aprobó hace dos años en referéndum. Y la reciente cumbre sobre el euro y la inmigración ha permitido solo avances muy limitados. Las propuestas francesas y alemanas sobre la zona euro son vistas con muchas reticencias por los países del centro y del norte de Europa que temen tener que subir impuestos a sus ciudadanos. Y la inmigración es un problema político cada día mayor pese a que el número de inmigrantes ha bajado respecto a los máximos del 2015. Sin una política común y efectiva de fronteras exteriores, el espacio Schengen está amenazado. El nuevo gobierno italiano se niega a admitir inmigrantes rescatados por barcos de las ONG. Austria, que preside este semestre la UE, quiere impulsar una política de gran dureza contra la inmigración. Y en Alemania la gran coalición de Merkel se tambalea porque la CSU, la aliada bávara de la CDU, exige medidas radicales contra la inmigración ilegal porque tema un avance de la extrema derecha en las elecciones regionales de otoño.

Trump siembra desorden y Europa está desconcertada y dividida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine