15 de junio de 2018
15.06.2018
Opinión

Cronología de un incumplimiento

15.06.2018 | 00:20

Señor alcalde de Orihuela, tras leer sus declaraciones a Información, somos muchos los oriolanos «de fuera» (sic), residentes en la costa desde que empezó a urbanizarse que nos hemos sentido sorprendidos y ofendidos por su afirmación de que, por nuestra idiosincrasia particular, no tenemos el mismo arraigo que los nacidos en Orihuela. Y no contento con ello, añade que ese es el motivo de que las inversiones que, según usted, se han realizado, «no calen en los residentes de la costa».

Por una vez ha conseguido usted poner de acuerdo a todos los vecinos de la Costa en que sus palabras, además de inoportunas, no responden a la verdad. Desde el inicio de su mandato venimos oyéndole mensajes contradictorios que se inscriben en el contexto de toda una cronología de incumplimientos. Primero nos pidió tiempo para ejecutar las demandas vecinales, después se limitó a culpar al interventor y a los trabajadores de limpieza. Hace poco dijo que el Ayuntamiento tenía una Tesorería envidiable y que iba a sacar adelante el 90% de sus promesas. Y, sin embargo, muy recientemente, echaba la culpa a los técnicos, que, decía, no pueden sacar adelante las numerosas contrataciones que quiere realizar su equipo de gobierno. De paso, y como quien no quiere la cosa, se autopostula como salvador del municipio, para que los ciudadanos le voten por otros 4 años y así poder «rematar» la obra.

Pues bien, señor alcalde, los «desarraigados» de la costa queremos ponerle al corriente de los muchos incumplimientos que hemos tenido que soportar en sus tres años de mandato y que nos hace concluir que el porcentaje de cumplimiento real de su programa, en estos momentos, debe estar en torno a un 20%, como lo prueba el hecho de que 38 de las propuestas realizadas para la Costa están sin realizar a día de hoy.

Empezaremos diciéndole que ni la costa tiene el cementerio que prometió ni está mejor vertebrada ni hay ecoparque (y no será porque no lo hemos solicitado reiteradamente). Las comunicaciones con el casco, la señalización y la iluminación siguen siendo lamentables. El plan integral de limpieza no es realidad ni siquiera en la web municipal. La labor realizada para mejorar la vida de los discapacitados ha sido nula. El número de efectivos y medios de la Policía no se corresponde al que por población se necesita. Las instalaciones deportivas siguen siendo muy deficientes y con precios desorbitados. Las actividades culturales brillan por su ausencia y siguen pendientes de ejecutar obras tan necesarias como el asfaltado y acerado de gran parte de los viales, el Centro Cultural, el de Emergencias, el desdoblamiento peatonal del puente sobre la AP7, la remodelación del Paseo de Cabo Roig a Cala Capitán o las actuaciones contempladas en el Plan de Aguas Pluviales.

Señor alcalde, el «desarraigo» de los residentes de la costa no les impide saber que, en lo que va de legislatura, su equipo ha dedicado al litoral la mitad, justamente, del dinero destinado a inversiones en el casco. El crédito extraordinario aprobado en el pleno de 12 de junio es un claro exponente de cuáles son las prioridades de su equipo, ya que la costa va a recibir 355.000 euros, mientras que el casco recibirá más de 2 millones .

Ese sí es un motivo, señor alcalde, para que los residentes de la costa nos sintamos desarraigados, pero de un ejecutivo que nos maltrata legislatura tras legislatura. Con razón no tiene usted recato en reconocer, en la entrevista que «ha faltado inversión y dedicación».

La pregunta que nos hacemos es si eso es todo lo que nos puede ofrecer, además de que le volvamos a votar el año que viene, naturalmente. Los vecinos de la Costa estamos cansados de oírle anunciar actuaciones que no llegan a realizarse nunca. Nuestro supuesto «desarraigo», señor alcalde, no nos impide sentirnos engañados, porque no nos ha dado prácticamente nada de lo prometido.

Hemos dejado para el final, y con el fin de tratarlo aparte, el tema «estrella»: la recogida de basuras, podas y enseres, y la limpieza y el aseo urbanos. No es la primera vez que le decimos que estamos sufriendo el «fuego amigo» que se dedican el señor Aparicio y usted, en el que prima el logro político sobre el de dotar al servicio con los recursos que los «desarraigados» de la costa necesitamos.

Quejas al Sindico de Agravios, concentraciones espontáneas en la pasada vuelta ciclista, recogida de firmas, reclamaciones notificadas por registro, denuncias en redes sociales... nada de esto ha servido para que usted tome la decisión oportuna: poner a contribución a las personas, contenedores y máquinas que el responsable del servicio le pide o cesarle si cree que no son necesarios.

Señor alcalde, como le dijimos en nuestra última reunión, después de tantos incumplimientos, los «desarraigados» hemos perdido la confianza en usted. Y la única forma de que la recuperemos es que lo demuestre con hechos («"obras son amores»). No se crea sus propias mentiras, porque nosotros no se las creeremos.

Queremos terminar este escrito diciéndole que hubiéramos preferido explicarle personalmente nuestro malestar por sus palabras y las razones que nos guían. Pero, como lamentablemente viene siendo habitual, al parecer, ni FAOC ni los vecinos a los que representa, merecen una contestación suya, aunque sólo fuera para decir que no dispone de tiempo para ello.


La tribuna va firmada en nombre de la junta directiva de la FAOC

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook