13 de marzo de 2018
13.03.2018
Artículos de broma

Nombre y dirección

13.03.2018 | 03:23

Los jóvenes y los viejos llevan en guerra desde el año cuarenta del principio, cuando los primeros hombres y mujeres alcanzaron la vejez y los segundos y segundas, la juventud. Abolidas muchas precauciones sociales para compensar la pérdida de vigor de los mayores, cuando termine la guerra entre hombres y mujeres la lucha entre viejos y jóvenes nos tendrá muy entretenidos mientras prosigue el saqueo económico en marcha. Divididos por edad y sexo lo pasarán fatal los viejos verdes que elevan el asco juvenil y femenino al cuadrado.
A los jóvenes que no trabajan ni estudian se les llama «ninis» y muchos los critican. A los viejos que no trabajan ni estudian se les llama pensionistas y la sociedad está con ellos, aunque eso no impedirá que genios de los bancos centrales den las órdenes precisas para desvalijarlos y así jóvenes y viejos quedarán igualados en el tercer «ni», que ni se nombra. «Ni estudian, ni trabajan, ni cobran». Otra victoria de la libertad y la igualdad.
Los viejos del futuro no podremos cobrar la pensión porque los jóvenes del presente ni trabajan ni cobran. Esto sucede en España de manera especial porque la legislación laboral ha sido sensible al asco que da contratar y pagar personal, rasgo identitario que cantaríamos en el himno si tuviera letra. Cuando se piensa que los impuestos paguen la diferencia se está diciendo que quienes contratan de mierda y no pagan impuestos queden exentos de arreglar la situación que están creando.
Ante la probada inutilidad de acudir a los órganos de representación conviene crear una lista de nombres y domicilios particulares de los verdaderos responsables para las rondallas reivindicativas y no perder el tiempo en juegos de lenguaje, imaginería y simbolismo, también tan españoles..

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine