Hazte suscriptor en Diario Información
23 de mayo de 2014
23.05.2014

Cataluña como problema, la reforma constitucional como solución

23.05.2014 | 00:22

Hay un grupo de jueces, que en colaboración con algunos parlamentarios catalanes están trabajando en la redacción de una Constitución para una hipotética Cataluña independiente. El borrador de Constitución habla de una nación que se configura jurídica y políticamente como una República. Mientras que desde el gobierno de España se limitan a decir que el referéndum es inconstitucional, los líderes catalanes, a su ritmo, van trabajando en su proyecto soberanista.

Artículo. La solución jurídica que aporta la Constitución, la ofrece el artículo 155; «si una comunidad autónoma actuara de forma que atente al interés general de España. El gobierno con la aprobación de la mayoría absoluta del Senado, adoptará las medidas necesarias, para la protección de tal interés». Pero la norma jurídica no siempre comporta una solución política, y con el tema de Cataluña, cuanto más se tarde en resolver, más se enquista y más difícil se torna la situación.

Sentimiento nacionalista. Los barómetros indican que el sentimiento nacionalista a favor del referéndum crece por meses. Por tanto cuanto más se dilate el problema, mayor puede ser la fractura ente la mayoría catalana y España. El Tribunal Constitucional hace unas semanas, cuando resolvió sobre la Resolución del Parlamento de Cataluña sobre el derecho a decidir, ha puesto en bandeja, al poder político, la solución. «La aspiración política catalana, ha dicho el tribunal, es susceptible de ser defendida en el marco de la Constitución, y si la Asamblea legislativa de la Comunidad autónoma formulase una propuesta de reforma constitucional, el Parlamento español deberá entrar a considerarla».

Momento único. Por tanto, a lo mejor es el momento de plantear, antes, mucho mejor que después, la reforma constitucional del modelo territorial del estado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook