15 de abril de 2007
15.04.2007
LA VILA MURADA

El marquesado de Asprella o Les Asprelles

15.04.2007 | 02:00

Hace casi dos años iniciamos en estas páginas el repaso a la nobleza titulada ilicitana o, mejor dicho, con título referente a las tierras del Baix Vinalopó. Así, no han faltado, en nuestra particular historia periodística de Elche, alusiones a los marqueses de Elche (los Cárdenas y sucesores);, los marqueses de la Torre de Carrús, los condes de Torrellano y hasta a los condes de Santa Pola, éstos últimos sin ninguna vinculación con el País Valenciano. En este elenco de sangre azul falta, como el lector puede advertir, y un topónimo del callejero de nuestra ciudad indica, el marquesado de Asprella (castellanizado Asprillas);, que existe desde 1879, a partir del señorío homónimo que se remonta a 1616, cuando los Santacília (acentúo por ser linaje autóctono a la valenciana); adquirieron las tierras de esa pedanía ilicitana.


Los Santacília son una estirpe ilicitana de rancio abolengo. De origen catalán (que no napolitano como señala el barón de los Cobos de Belchite en su «Nobiliario español»);, está documentado en Elche desde la segunda mitad del siglo XIV. En 1406, el ilicitano

Pere de Santacília

obtuvo el privilegio de «generós» (el escalón más bajo de la nobleza valenciana); por el rey

Martín I «el Humano»

, que recordemos fue señor de Elche y Crevillent (1369-1391);.


Durante toda la Edad Media, Asprella fue una alquería sarracena, que sabemos perteneció entre 1340 y 1350 al obispado de Cartagena (con jurisdicción hasta la fundación de la diócesis de Orihuela en el sur valenciano); y después a los hijos de

Alfonso «el Benigno»

(II de Valencia); tenidos con la castellana

Leonor

, los infantes

Juan

y

Fernando

sucesivamente, siendo este último quien la cedió al noble

Ramón de Rocafull

. En nombre del infante Juan, el lugar fue administrado por el judío ilicitano

Yosef Abentaurell

. Cuando la larga guerra con Castilla o de los Dos Pedros (1356-1369);, la alquería fue ocupada por los castellanos y al final del conflicto quedó en poder de la familia real. Pese a la parquedad de las noticias documentales, los indicios señalan que Asprella formaba junto con el lugar de La Xarquia -hoy desaparecido- una aljama o comunidad sarracénica propia, autónoma de la del Raval. En 1368 la reina

Leonor «de Sicilia»

, tercera esposa de

Pedro «el Ceremonioso»

(II de Valencia);, como tutora de su hijo el infante Martín, concedió el perdón -tras el pago de un donativo de 400 «sous» valencianos- a los habitantes de los dos lugares por haber militado a la fuerza en el bando contrario al rey y les confirmó sus privilegios.


Desconocemos las vicisitudes que rodearon el lugar de Asprella en el siglo XV y gran parte del XVI, aunque continuaría siendo habitado por sarracenos mudéjares, después moriscos o cristianos nuevos, hasta su expulsión en 1609. En el siglo XVII la familia Ortiz, un linaje recién arribado de tierras de Castilla que consiguió ennoblecerse en el antiguo Reino valenciano, señoreaba el lugar; el caballero

Jaume Joan Ortiz

(u Ortís); y su esposa

Magdalena Ortiz

poseían la Asprella en 1616. El 3 de diciembre de ese año vendieron el lugar a

Guillem Santacília i Malla

, según consta por escritura realizada por el notario ilicitano

Josep Esclapés

. Asprella fue heredada por el cuarto hijo de Guillem y

Violant Caro

,

Jaume Santacília i Caro

. Después la alquería la poseyó el hijo del anterior,

Jordi Santacília i Agulló

, para ser heredada por la hija de éste

Violant Santacília i Soler de Cornellà

, que casó en primeras nupcias con

Pere Ibarra i Paravicino

y en segundas con

Bernat Joan

-el apellido Juan en grafía arcaica valenciana-

i Canícia

.


Disculpen por el lío de nombres, pero los estudios genealógicos tienen estas cosas. Violant Santacília i Soler (madre del célebre marino

Jordi Joan i Santacília «Jorge Juan»

de su segundo matrimonio); se tituló señora de Asprella. De su primer matrimonio tuvo dos hijas,

Teresa

y

Antonia

. La primogénita heredó el señorío de Asprella y casó en Santa María de Elche en 1730 con el noble noveldense

Nicolau Joan i Pasqual de Pubill

(o Pobil);. Hija de ese matrimonio fue

María Manuela Joan i Ibarra

, que casó en la parroquia de San Nicolás de Alicante en 1750 con

Francesc Joan Nepomucè Roca de Togores i Gálvez de Montcada

, miembro de la más preclara nobleza oriolana.


Los Roca y los Togores son sendos linajes establecidos en el sur valenciano desde los tiempos de la conquista cristiana. En el siglo XV

Jaume de Togores

, señor de Xacarella (Jacarilla); y

Brianda Roca i Rocafull

(hija del señor de Bellreguard); fundaron la nueva estirpe a partir del vínculo establecido por la mujer para sus descendientes, con la obligación de anteponer el apellido materno. El señorío de Asprella pasó, pues, a los Roca de Togores (a partir del siglo XVIII adoptamos la nomenclatura castellana);:

Juan Bautista Roca de Togores y Juan

,

Juan Bautista Roca de Togores y Alburquerque

y la hija de éste

María Teresa Roca de Togores y Alburquerque

(Orihuela, 1815 - Valencia, 1842);.

María Teresa casó con su primo

Mariano Roca de Togores y Carrasco

, I marqués de Molins y a quien ya dedicamos un monográfico. De ese matrimonio nacieron dos vástagos,

Luis Manuel

y

María Francisca

. Don Mariano -reconocido político conservador y amante de las letras- casó otra vez, de donde continuará la línea de los marqueses de Molins. Del primer matrimonio, Luis Manuel, nacido en Madrid el 15 de febrero de 1837, obtuvo el privilegio de I marqués de Asprella por Real Orden fechada el 27 de junio de 1879. Por entonces, el título era sólo un honor, por la abolición de los señoríos jurisdiccionales a principios del siglo XIX, pero como tal figura y lo exhibe todavía hoy su descendiente por línea primogénita masculina directa.

Luis Manuel casó en la parroquial de Sant Joan d'Alacant en 1859 con su prima segunda

María del Rosario Téllez-Girón y Fernández de Velasco

, matrimonio que tuvo seis hijos. El primogénito

Mariano

murió sin sucesión y los títulos recayeron en el segundogénito

Jaime

, II marqués de Asprella, pero será la rama del tercer hijo

Luis

, éste sí nacido en Elche y que fue diputado a Cortes por León en 1891, la que heredó el título. Luis Roca de Togores y Téllez-Girón (duque de Béjar, marqués de Gibraleón y de Peñafiel y vizconde de la Puebla de Alcocer); casó con

Victoriana de Tordesillas y Fernández-Casariego

. De los siete hijos del matrimonio, el cuarto, también de nombre

Luis

, fue el III marqués de Asprella.


Este último, nacido en 1902, contrajo matrimonio con

María Teresa Bustos y Figueroa

, duquesa de Andria. El primogénito

Luis

-IV marqués de Asprella- murió en un accidente de circulación en Añover de Tajo (Toledo);, el 25 de febrero de 1955. Así, el título de marqués de Asprella fue heredado -tras descartar la línea femenina de la hija del matrimonio- y actualmente lo ostenta

Álvaro Roca de Togores y Bustos

, V marqués de Asprella. Don Álvaro casó con la californiana de Los Ángeles

Irene Padilla Llergo

en México en 1966, aunque el domicilio según los elencos nobiliarios consultados lo mantienen en Madrid, y fruto de ese enlace es

Luis Roca de Togores y Padilla

.


Y hasta aquí una pequeña historia de Asprella y el linaje que se le relaciona, aunque verdaderamente en la actualidad tan poco tenga que ver una cosa con la otra. Pero, en fin, al menos conocemos el origen de ello, de ese marquesado honorífico que todavía existe y lleva el nombre de la pedanía ilicitana.

q

david@garrido-valls.net

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook