27 de mayo de 2011
27.05.2011

Maite continúa al ataque

27.05.2011 | 07:00

Maite Huerta, la candidata del pepé en l´Alfàs que presuntamente había desbarrado al gritar fuera de sí para que una mujer discapacitada no depositara en la urna el sobre tocado por su asistente y cuya salida de tono ha arrasado en el "jiparei" de la red, ha advertido que ha presentado una denuncia con tal de que sea un juez el que dictamine si la votante de origen noruego fue coaccionada por una apoderada socialista que se hacía pasar por voluntaria; que el alcalde podría ser imputado por autorizar que la tele grabase imágenes de la envolvente y que pretende pedir responsabilidades a todas las personas o entidades implicadas que puedan haber incurrido en un delito contra su honor. Teniendo en cuenta que la web de este diario puso las imágenes en circulación, entramos en el paquete. No quiero ni pensar lo que hubiera hecho de haber sido ella la vituperada. El internauta noruego que le replica asegurando que en ningún momento la voluntaria dice "busca mi nombre", sino que lo que le indica es "coge uno blanco y ponlo en el sobre blanco" cuando a la señora no le queda otra que elegir papeleta bajo la mirada de todos, ese internauta de nombre Gunnar Pedersen, no creo que se libre. Buena es Maite. Lo llamativo es que se coja ese berrinche cuando su partido lleva autobuses enteros de monjitas a votar o, cuando en pueblos de dimensiones similares al suyo, las papeletas expuestas del rival muchos las depositan sin percatarse de que por arte de magia son las del municipio contiguo. Gracias a que la democracia que tenemos es imperfecta, alguien como Maite Huerta puede ser candidata. Ignoro cuántos necesitaban ayuda como en el caso en cuestión ni si ha sintonizado mucho con los alfasinos porque, dentro de la ola, no es fácil que el del pesoe suba 12 puntos, cinco ediles, alcance la mayoría absoluta que le quedaba allá y la denunciante global termine a 22 puntos de distancia. A alguno le extrañará que la ejecutiva regional o la provincial no le haya cortado las alas de raíz. Es verdad. Como si Camps y Ripoll tuvieran otras preocupaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine