08 de junio de 2010
08.06.2010
Tribuna

Cooperativa de estudiantes con solera

08.06.2010 | 07:00

Cobse es una cooperativa de estudiantes universitarios que se fundó en 1993. Su actividad principal es el suministro de bienes y servicios relacionados con el estudiante, desde el transporte universitario, hasta la venta de material escolar, libros de texto y lectura, y copistería. Pero en realidad esta cooperativa que este año celebra su mayoría de edad nació para gestionar el transporte que une la comarca del Vinalopó con la Universidad de Alicante. En la actualidad, es la única de sus características y, por supuesto, la más antigua.
Es cierto que muchos de los alumnos que hoy pertenecen a la Universidad de Alicante tienen que desplazarse diariamente desde sus poblaciones hasta el campus de San Vicente y que este transporte, en la mayoría de los casos, se organiza por los propios alumnos a través de asociaciones de transporte. Villena, ya en su día, fue un caso especial, ya que los estudiantes que empezaron como asociación de transporte decidieron constituir una cooperativa de consumidores y usuarios a la que llamaron Cooperativa de Bienes y Servicios Estudiantiles (Cobse). Como decía, aunque su objetivo originario fue dar una mayor estabilidad y profesionalización al servicio de transporte, la amplitud de miras de la cooperativa y el dinamismo de sus promotores hizo que muy pronto se ampliara la lista de servicios que podía ofrecer a los estudiantes de la comarca. Desde bien pronto se empezaron a organizar actividades formativas para los socios mediante múltiples colaboraciones con distintas instituciones y entidades como la Cámara de Comercio de Alicante, el Ayuntamiento de Villena, la CAM o las universidades de la provincia. Una de las colaboraciones más intensas es la que se lleva a cabo con la UA a través de su sede universitaria de Villena, en la que Cobse ocupa un papel destacado en la organización de actividades formativas adaptadas a la demanda de sus asociados.
Otro servicio que Cobse presta a sus socios fue la creación de un pequeño economato con material escolar para que el estudiante pudiera abastecerse, en condiciones ventajosas, tanto de libros como de material de papelería, que, como ya he indicado, también está abierto a organizaciones sin ánimo de lucro.
Aunque el camino no ha sido fácil, a día de hoy, los 2.600 socios que forman parte de Cobse cuentan con dos papelerías en Villena con una gran aceptación, un servicio de transporte estable y eficiente, y una colaboración continua con la Universidad de Alicante. El camino sigue y estamos abiertos a iniciativas, sugerencias y nuevos socios porque lo importante, al fin y al cabo, son los estudiantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook