11 de mayo de 2019
11.05.2019

Jorge Javier Vázquez se sincera con Bertín en 'Mi casa es la tuya'

El presentador narra los peores momentos de su vida, rememorando el ictus que ha sufrido hace poco

11.05.2019 | 15:53
Jorge Javier, con Bertín Osborne.

Bertín Osborne ha vuelto a la casa de Jorge Javier Vázquez para entrevistarle tras el ictus sufrido. Una visita que se producía meses después de la primera entrevista que ambos realizaron. Ya recuperado, el catalán se abría en cuerpo y alma para contar cómo había vivido este punto de inflexión en su vida.




"Cuando la gente me iba a ver al hospital se pensaban que iba a estar con el pelo rapado y mala cara. Fue todo muy rápido porque a mí me operaron por la ingle", explicaba el presentador de Supervivientes antes de remontarse a los días previos al infarto: "Justo antes de empezar a hacer GH DÚO estuve a punto de irme a urgencias. Durante el programa era tremendo el dolor de cabeza que sentía". Un dolor que le llevó a pensar en la muerte de su padre y en la triste pérdida del diseñador David Delfín: " Yo tenía mucho miedo porque me acordaba del tumor de mi padre y me acordaba de David delfín. Y yo ya decía: 'Esto tiene que ser algo fuera de lo normal'". Y es que si una cosa le sigue doliendo a Jorge Javier Vázquez es recordar el fallecimiento de su progenitor: "Hay una cosa que no se me olvida (de cuando murió su padre) y es ese grito de mi madre que le salió de las entrañas y la frase de 'que se lo llevan, que se lo llevan'".

Épocas convulsas

Más allá de este tremendo susto, Jorge Javier explicó que ha tenido dos épocas muy complicadas en su vida, una de ellas fue la de Aquí hay tomate: "La época de Aquí hay tomate fue una historia muy dura, muy convulsa. Me considero un superviviente ha habido dos momentos complicados, uno era Aquí hay tomate en el que lo he pasado muy mal, fue una época muy complicada, cometimos errores. Cuando se acabó aquí hay tomate sentí felicidad".




Y el otro momento fue en Sálvame una época en la que el presentador reconoce que "no podía más, me costaba ir a trabajar, habíamos perdido el humor. Llegaba los domingos cuando empieza a caer la tarde y el lunes tenía que ir a trabajar... Mi ex ha aguantado los dos peores momentos de mi vida personal, me da pena".

Dos malos momentos que han quedado en el olvido, y es que si ahora le dijesen que no tiene que volver más a Mediaset no le molestaría: " Si ahora me llaman de Telecinco y me dicen no vuelvas mañana, diré solo: gracias".

Compañeros y amigos

De todos sus años de profesión, Jorge Javier guarda en un lugar especial a Ana Rosa Quintana: "Jamás la he visto perder los papeles en un plató, es la alegría personificada. Hay una cosa que siempre le estaré agradecido, siempre que he necesitado trabajo, siempre me lo ha ofrecido".

Una debilidad que también siente por Belén Esteban. Su gran amiga del alma no dudó en reconocer en el programa de Bertín que Jorge le hace mucho de rabiar con el tema de su boda, porque le dice que le va a regalar una yogurtera, aún así le tiene un cariño muy especial, algo mutuo pues él ha estado en los peores momentos de la princesa del pueblo: "Ni en nuestros mejores sueños jamás pudiéramos haber imaginado que estuviera ahora tan bien. Tiene una inteligencia y una rapidez... Ella está al día de todo".

Una entrevista donde Jorge Javier abrió su corazón y se mostró tal y como es, más allá de los focos de Supervivientes, Sálvame o Gran Hermano.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook