05 de enero de 2019
05.01.2019
'Mi casa es la tuya'

Bertín confiesa a Sobera la razón por la que no podría presentar las Campanadas

El presentador fue el primer invitado del 2019 y se sinceró sobre su vida personal y profesional

05.01.2019 | 20:22
Carlos Sobera en el programa ´Mi casa es la tuya´

El pasado viernes tuvo lugar una nueva entrega de Mi casa es la tuya, el espacio liderado por Bertín Osborne donde se sentó Carlos Sobera como primer invitado del 2019 y se sinceró sobre su vida personal y profesional. Además, su mujer Patricia Santamarina y sus compañeros de First Dates, Lidia Torrent y Matías Roure, acudieron al espacio para no perderse las confesiones que hasta ahora no conocíamos de Sobera.

El presentador de 58 años lleva enamorado de su esposa desde hace 14 años, con la que tiene dos hijas. La primogénita, de 21 años, es fruto de una antigua relación de Santamarina: "Tenía cinco años cuando empezamos Patricia y yo, así que no es que sea como mi hija, es que es mi hija".

Carlos y Patricia han encontrado son el perfecto tándem y además de compartir la vida de enamorados, ambos llevan una productora: "Trabajar juntos es llevarse los problemas del trabajo a casa y al revés". Aunque la pareja siempre ha derrochado complicidad, lo cierto es que Patricia ha revelado en el espacio que al principio no soportaba a Carlos: "Me caía fatal, le veía y le tenía rabia, hasta me quitó una casa que yo iba a comprar, cuando tenía que verle por trabajo iba jurando en arameo".

Pero Cupido hizo de las suyas y finalmente ambos se enamoraron. Carlos sacó a la luz una anécdota de su primera noche de amor con la por aquel entonces su novia en la que, siempre tan dicharachero, le preguntó: "¿Qué te gusta más los incas, los mayas o los aztecas?", a lo que Patricia respondió los mayas.

A continuación, la pareja relató que al día siguiente "fue a comprar tres libros, uno de los incas, otro de los mayas y otro de los aztecas". Por eso el conductor de First Dates se casó con su mujer por el rito maya, tal y como explicó anoche a Bertín.

Sobera ha querido recordar en Mi casa es la tuya su paso como presentador en el mítico programa de la primera década de los 2000, Quien quiere ser millonario. Carlos ha explicado entre risas que el gesto de levantar la ceja que tanto dio de qué hablar en el concurso, sigue siendo popular en nuestros días: "Antes me pedían dinero y que levantara la ceja, ahora me piden que levante la ceja y que les busque un novio o novia".

Además de su larga carrera de televisión, Carlos ha comentado algunos trabajos que tuvo en el pasado. Uno de ellos fue el de ser profesor de derecho de la publicidad. Un momento muy duro para él, pues perdió a un profesor por culpa de ETA: "Perdí a un profesor, le pegaron dos tiros en la cabeza y lo mataron".

Poco después llegó su salto a la pequeña pantalla con Al salir de clase con quien compartió escena con Elsa Pataky. Sobera ha recalcado durante la entrevista que "era una chica majísima. Ellos se estrenaban con 18 años, yo me sentía como ellos, tenía las mismas sensaciones".

Uno de los momentos del espacio fue cuando dos de los camareros más populares de First Dates, Lydia y Matías, entraron en pantalla para poner en aprietos al anfitrión y a su mujer Fabiola haciéndoles el mismo cuestionario que realizan a los participantes del dating show.

En ese mismo momento, el intérprete de Yo debí enamorarme de tu madre confesó que nunca podría ser el encargado de dar las Campanadas en pleno prime time porque no toma uvas sino que las sustituye por "doce buchitos de vino".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook