08 de junio de 2016
08.06.2016
FALLECIMIENTOS

Álvaro de Tibi, jugador de pilota valenciana

Era miembro de la selección autonómica de Pilota desde 2007 y una de las figuras más destacadas de este deporte en la actualidad

08.06.2016 | 14:08
Álvaro de Tibi disputando una partida de pilota en 2012.

Álvaro López Cremades, «Álvaro de Tibi», nacido el 30 de abril de 1973 en esta localidad, se sintió mal a las cinco de la madrugada del pasado 23 de mayo. Apenas le dio tiempo de levantarse de la cama y caer desplomado. Su esposa alertó a los servicios médicos de urgencia, que intentaron en vano reanimarlo. Fue un ataque fulminante. El mejor saque de Llargues de todos los tiempos moría en plena juventud. Deja esposa y dos hijos: Lucía de 12 años, y Álvaro, de nueve, que dos domingos antes había tomado su primera comunión.

La conmoción fue terrible. Álvaro había jugado el sábado anterior por la tarde con su actual club de Sella, en Mutxamel, donde ganó por 5-10, y no se le conocía enfermedad que pudiera hacer pensar en este desenlace, por lo que a la incredulidad inicial se unió un profundo dolor por la pérdida de una persona extraordinaria y un soberbio jugador que revolucionó la historia de la más antigua de las modalidades. Su saque per dalt, desconocido en tierras europeas, demostró una eficacia demoledora.
Las muestras de condolencias se sucedieron desde todo el planeta pelotístico. Hasta la sede de la Federació de Pilota Valenciana y de la CIJB llegaron mensajes de duelo desde las federaciones europeas y americanas, así como de infinidad de compañeros deportistas de diferentes clubes valencianos, vascos y del resto de Europa.

El pelotari de Tibi, que residía actualmente en Ibi, había cautivado por su calidad y su carisma en todos los países que visitó, casi siempre acompañado por su padre y su esposa. Álvaro de Tibi logró todos los títulos: campeón de liga y de Europa con su club y campeón de Europa y del mundo con la selección. Logró la Lliga de Llargues con su pueblo, Tibi, así como con Sella y conquistó con Tibi la Champions de Llargues, en 2012.

La iglesia de la Transfiguración de Ibi se quedó pequeña en la misa funeral por Álvaro de Tibi, concelebrada por nueve sacerdotes al día siguiente de su muerte. Un profundo dolor ocupaba cada uno de sus rincones. Junto al féretro, sobre el que lucía una de las camisetas que vistió como capitán de la Selección Valenciana de Pilota, su esposa y dos hijos, sus padres, hermanos y resto de familiares. Abrazados, destrozados. Cerca, los alcaldes de Tibi y de Ibi, acompañados del presidente de la Federació de Pilota y del Director General del Deporte de la Generalitat Valenciana; el seleccionador absoluto, el de promoción y compañeros en la selección y en la Lliga de Llargues, así como directivos de los clubes más destacados. El mundo de la pilota valenciana quiso testimoniar su profundo pesar por la muerte de alguien muy querido.

En su homilía, el sacerdote habló del consuelo imposible ante la injusticia de la muerte. «El hombre está programado para la vida, por eso no aceptamos ni entendemos la muerte» dijo. Buscó palabras de consuelo hablando del triunfo sobre ella desde la fe cristiana. «Seguramente», prosiguió, «lo más importante no sea el número de años que transitamos por esta vida, sino la cantidad de amor que somos capaces de derramar. Yo no he visto nunca este templo tan abarrotado como hoy, lo que demuestra que Álvaro ha sido capaz de entregar mucho amor».

Tras el pésame a los familiares, en una agotadora muestra del dolor, salió el féretro del templo, sostenido por sus hermanos. En la puerta, sus alumnos, esos que escuchaban cada día a su querido maestro, lloraban desconsolados. Decenas de personas dedicaron a Álvaro su última ovación, con pasión, con sus ojos orgullosamente bañados en lágrimas. Quisieron despedirle de la misma manera que cuando con los mismos ojos de incontenible alegría veían a Álvaro lanzar hacia el cielo la hermosa pelota en las calles valencianas, en las de La Picardia, Flandes, el Piamonte, las montañas andinas o vascas. ¿Hay deporte más hermoso que aquel que busca con su mirada el cielo? Ese martes, todos quisieron despedir a Álvaro con una cerrada ovación en su viaje a la eternidad.

Álvaro de Tibi era miembro de la Selección Valenciana de Pilota desde 2007, donde participó en el Campeonato de Europa de Nivelles, a lo que seguiría el Mundial de Ecuador de 2008, el Campeonato Europilota de 2010 en la Comuni Valenciana, el Mundial de Pelota de Franeker (Holanda), el Mundial de Pelota de 2014 en Massamagrell y Valencia, y en 2015, por última vez, participó en el Campeonato Europeo de Maugeube (Francia). Además, el año pasado participó en la Champions de Llargues de Holanda, reforzando el equipo de Agost, y este año acompañó a los jóvenes de la selección en el primer encuentro Vasco-Valenciano, celebrado del 1 al 3 de abril. El Ayuntamiento de Tibi, en su sesión plenaria del pasado 31 de mayo, acordó que el polideportivo de la localidad lleve el nombre de Álvaro López Cremades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Esquelas del diario INFORMACIÓN - enelrecuerdo.es