16 de marzo de 2020
16.03.2020
Información
Casa Real

El Gobierno aplaude la "contundencia" del Rey al renunciar a la herencia de su padre y retirarle la asignación presupuestaria

Al igual que otros partidos, el Ejecutivo, pide conocer el origen del dinero que pueda tener don Juan Carlos en Suiza

16.03.2020 | 19:25
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El Gobierno ha aplaudido ese lunes la "contundencia" del Rey al anunciar que renuncia a la herencia de su padre y le retira la asignación presupuestaria, pero ha respaldado, al igual que diversos partidos, que se sepa el origen del dinero que pueda tener don Juan Carlos en Suiza.

Zarzuela hizo público el domingo un comunicado con esas decisiones de Felipe VI tras las informaciones sobre una fundación en Suiza vinculada a una donación de 65 millones de euros de Arabia Saudí.

Los partidos nacionalistas e independentistas, así como otras formaciones como Unidas Podemos, han avanzado su intención de promover de nuevo una investigación, e incluso desde el Gobierno ha habido voces a favor de aclarar las dudas.

Ha sido en concreto el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien ha elogiado a don Felipe por considerar que su decisión es "una declaración de confianza en las instituciones", pero al mismo tiempo ha defendido que los españoles conozcan lo ocurrido.

"Este país necesita evidentemente saber. Es un país transparente y que necesita seguir confiando en sus instituciones", ha añadido antes de instar a dejar que sigan actuando las autoridades judiciales españolas y suizas que investigan este asunto.

Otro ministro, el de Transportes, José Luis Ábalos, ha calificado de "respetable y contundente" la decisión del Rey y ha resaltado que ahora la inquietud del Ejecutivo es ganar la batalla del coronavirus.

Esa es la prioridad para la mayoría de partidos, y algunos ya han avanzado que, cuando se logre recobrar la normalidad, habrá que investigar este asunto.

Así, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, lo ha calificado de "muy grave" y ha defendido "aclarar todo lo sucedido" una vez que se supere la crisis del COVID-19.

Esteban ha abogado por, "como mínimo, modificar las leyes que impiden dar transparencia a las actividades" de la casa real porque "no es de recibo, ni jurídicamente sostenible en una democracia, que se invoque la Constitución para impedir una comisión de investigación parlamentaria", como la rechazada por PSOE y PP la semana pasada.

Ambos partidos, amparándose en la inviolabilidad de don Juan Carlos por los actos cometidos cuando era jefe del Estado, rechazaron en la Mesa del Congreso una petición de Unidas Podemos y ERC de crear una comisión de investigación para esclarecer la comisión de presuntas irregularidades fiscales.

Este lunes, el portavoz de ERC en la Cámara Baja, Gabriel Rufián, ha informado de un frente común con otras fuerzas políticas para hallar "vías de investigación efectiva" y ha manifestado haber hablado ya con JxCat, la CUP, EH Bildu, BNG, Más País, PNV y Unidas Podemos.

A su juicio, el comunicado de Zarzuela es "una confesión en toda regla y una enmienda a la Corona".

La renuncia de Felipe VI a la herencia de su padre es para el senador de Compromís Carles Mulet un reconocimiento de que don Juan Carlos es "un corrupto" y que "ha actuado de manera ilegal" dentro de una familia "envuelta en casos graves de corrupción".

También ha pedido explicaciones el senador de Més per Mallorca Vicenç Vidal, quien ha sostenido que "el nivel de corrupción al que ha llegado la monarquía española la convierten en una institución inviable en una democracia que se considera avanzada".

A las críticas se ha sumado el diputado del PSOE Odon Elorza, para quien el asunto del Rey Juan Carlos es "un escándalo monumental" y ha reclamado que los miembros de la familia real hagan una declaración pública de todos sus bienes como cualquier cargo político.

Frente a esas posiciones críticas, el Rey obtuvo poco después de su comunicado el respaldo de PP, Vox y Ciudadanos, y este lunes algunos parlamentarios de esos partidos, como el popular Rafael Hernando, ha reiterado ese apoyo asegurando que es una decisión dura pero ejemplar y que España tiene la suerte de contar con un Rey a la altura de una democracia moderna.

A las reacciones políticas se ha sumado una iniciativa en las redes sociales en la que se pide a la Casa Real que "obligue" a Juan Carlos I a donar a la sanidad pública "los millones de euros recibidos de Arabia Saudí" con el fin de frenar el coronavirus cuanto antes.

En medio de todas estas opiniones y peticiones, el abogado de la amiga del Rey Corinna Larsen ha asegurado en un comunicado que desde 2018 han intentado contactar con la Embajada de España en Londres y la Casa Real para denunciar la "campaña de abuso que se ha estado librando" contra ella durante ocho años y que se ha hecho caso omiso de los "graves asuntos" que ha comunicado "en detalle".

El anuncio realizado por Zarzuela sobre la retirada de la asignación presupuestaria a don Juan Carlos, que seguirá manteniendo su estatus jurídico, incluía que Felipe VI renunciaba a toda herencia de su padre.

Se trata de una declaración de intenciones a la que se compromete públicamente, ya que, de acuerdo con el Código Civil, no es posible rehusar una herencia hasta el momento en que la persona que hace el legado haya fallecido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook