08 de febrero de 2020
08.02.2020
Investigación judicial

El mosso pincharruedas

El fiscal pide seis años de prisión para el agente - Su defensa precisa que estaba de baja por depresión

08.02.2020 | 16:40
Una pareja de Mossos d'Esquadra patrulla en el peaje de la AP-7, en una foto de archivo.

En la noche del 5 de diciembre del 2017, el camión Mercedes Benz circulaba por la autopista AP-7. De repente su conductor se dio cuenta que había pinchado dos ruedas. No pasó nada grave, pero podría haber ocurrido una desgracia. A lo largo de esa madrugada varios vehículos, la mayoría camiones, sufrieron este percance. No era la primera vez. Cinco días antes y en otro lugar de esa carretera se había producido el mismo incidente. No era casual y todo apuntaba a una actuación premeditada.

La sorpresa de los Mossos fue descubrir que un agente del cuerpo era quien había colocado en la calzada una placa con pinchos. El fiscal reclama al policía, que entonces estaba de baja por depresión, seis años de prisión por falsificación en documento oficial (había confeccionado un carnet de conducir falso) y un delito contra la seguridad vial en concurso con otro de daños, según el escrito al que ha tenido acceso El Periódico.

La acusación pública sostiene que Joan S. S. confeccionó un carnet de conducir falso añadiendo a su fotografía a uno original a nombre de otra persona. El 22 de noviembre del 2017 llegó a presentar ese documento para acreditar su identidad para comprar un vehículo Peugeot y para concertar el seguro. Días después, en la madrugada del 1 de diciembre del 2017, el imputado se dirigió con ese coche a las inmediaciones de la AP-7, "en un punto indeterminado" entre el kilómetro 133 y 153 (entre Montornés del Vallès y Sant Cugat del Vallès).

En ese lugar, según la fiscalía, Joan S. S. estacionó el coche y "cortó la valla perimetral que rodea la vía con unos alicates". Tras acceder a la autopista, colocó en varias ocasiones en el carril derecho una plancha fabricada por él con "dos artilugios puntiagudos", lo que provocó que varios vehículos sufrieran pinchazos en sus ruedas.

Acción peligrosa

El ministerio público subraya que el acusado actuó "con ánimo de atentar contra el patrimonio ajeno y a pesar de saber que alteraba la seguridad del tráfico, haciendo la vía muy insegura y peligrosa" y generando un "grave e inminente riesgo para la circulación". Días después, el 5 de diciembre, también de madrugada, Joan S. S. volvió a actuar en el kilómetro 122,3 de la AP-7 (Cardedeu) en dirección Valencia.

Joan S. S. ha reconocido que se hizo pasar por otra persona cuando compró el Peugeot y que colocó los pinchos en la AP-7. Su abogado precisa que el imputado, detenido el 19 de diciembre del 2017, colaboró con la policía y que confesó los hechos en el juzgado, por lo que pide una pena menor, de dos años y seis meses.

El fiscal no detalla la causa que movió al acusado a actuar, pero su defensa subraya que el acusado se encontraba entonces de baja por depresión. La acusación particular ejerciuda por el letrado Javier Benito, de Vosseler Abogados, en nombre de un afectado, le atribuye un delito contra la seguridad vial y daños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook