10 de enero de 2020
10.01.2020
Perfil

José Luis Escrivá, un independiente que llega de la AIReF

El actual presidente de la Autoridad Fiscal aterriza en el nuevo Ministerio de Seguridad Social

10.01.2020 | 17:35
José Luis Escrivá.

José Luis Escrivá Belmonte (Albacete, 1960), actual presidente de la Autoridad Independiente de Reponsabilidad Fiscal (AIReF), estará al frente del nuevo Ministerio de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones que ha creado el Gobierno.

Escrivá ha sido el primer presidente de la Autoridad Fiscal desde la creación del organismo, en el 2014. Como tal, ha tenido como principal cometido velar por la estabilidad y la sostenibilidad de las cuentas públicas, incluidas las del sistema de pensiones de la Seguridad Social. Y desde su punto de vista, el problema de las pensiones es "manejable" si se abordan una serie de reformas que fueron objeto de estudio en un informe presentado por la Airef en enero pasado.

Como presidente de la Airef, además, ha comparecido en repetidas ocasiones en el Congreso de los Diputados –donde ha cargado contra quienes auguran el fin del sistema de pensiones-- y, en particular, en la comisión del Pacto de Toledo, encargada de la reforma del sistema público de pensiones para garantizar su sostenibilidad.

En el 2019, la Airef fue protagonista de una polémica con el Banco de España después de que la Autoridad Fiscal afirmó que no se apreciaba signos de la destrucción de empleo que había augurado la autoridad monetaria por la intensa subida del salario mínimo interprofesional (SMI), del 22,6%, desde enero pasado.

Su trayectoria


Nacido en Albacete, en 1960, Escrivá es desde 2014 el primer presidente de la AIReF y, en noviembre de 2015, pasó a desempeñar también la Presidencia de la Red de Instituciones Fiscales Independientes de la UE.

Escrivá es licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid con estudios de posgrado en Análisis económico en la UCM y en Econometría en el Banco de España, según figura en su curriculum del Portal de la Transparencia.

Desde 2012 y hasta su incorporación a la AIReF fue el director para las Américas del Banco Internacional de Pagos de Basilea. Después de desempeñar diferentes puestos en el Banco de España, fue asesor del Instituto Monetario Europeo y, desde el inicio de la Unión Monetaria, jefe de la División de Política Monetaria del Banco Central Europeo.

Entre 2004 y 2010 fue economista-jefe y director del Servicio de Estudios del Grupo BBVA y, posteriormente, director general del área de Finanzas Públicas del mismo grupo

Cuatro recetas para la reforma de las pensiones


La receta que plantea la Airef para la sostenibilidad del sistema de pensiones asume la revalorización de las prestaciones de acuerdo con el IPC.

En la práctica, la propuesta presentada en enero del 2019 pasa por trasladar al Estado el agujero crónico de las cuentas de la Seguridad Social al tiempo que se frenan las prejubilaciones y se aumenta el periodo de cálculo de las prestaciones.

A corto plazo, se plantea reducir en 3,5 puntos la cotización por desempleo y aumentar en la misma medida la destinada a financiar las pensiones. También a corto plazo se plantea traspasar al Estado el gasto social ligado a ayudas asistenciales por desempleo, a prestaciones por maternidad y patermidad y a incentivos a la creación de empleo.

A medio plazo se plantea frenar las prejubilaciones y acercar la edad real de jubilación a la edad legal. Para el 2027, cuando la edad legal de jubilación será de 67 años, se prevé que la edad real será de 64,5 años. Lo que plantea la Airef es reducir esta brecha de 2,5 años.

Además, la segunda reforma que se plantea a medio plazo consiste en alargar de 25 a 35 años cotizados el periodo para el cálculo de la prestación.

Estos cuatro pilares, según los cálculos de la Airef, permitirían compensar la decisión política del Pacto de Toledo de actualizar la cuantía de las pensiones de acuerdo al IPC y enterrar el anterior índice de revalorización de las pensiones que limitaba la subida al 0,25%.

'Ok' al factor de sostenibilidad


Visto así, la Airef parece haber llegado a la conclusión de que sí es posible actualizar las pensiones de acuerdo a la inflación y mantener un nivel de prestaciones similar al actual si a corto plazo se endosa al Estado el déficit actual del sistema y, a medio plazo, se aborda una "profundización en las reformas paramétricas de 2011" (edad de jubilación y periodo de cálculo).

El planteamiento de la Airef, además, parte del hecho de que en el futuro se aplicará el factor de sostenibilidad diseñado por el Gobierno del PP (año 2013) para adecuar la cuantía inicial de las pensiones a la creciente esperanza de vida.

Esta reforma 'indolora' de las pensiones, sin embargo, pasa por el hecho de que sea el Estado quien asuma el déficit estructural de la Seguridad Social, que se sitúa entre el 1,3% y el 1,5% del PIB (entre 14.500 y 16.800 millones de euros actuales).

Desde el punto de vista de la Airef, es el Estado quien dispone de "palancas" para poder afrontar una situación de déficit público, ya sea por la vía de los impuestos o por la de los gastos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook