25 de julio de 2019
25.07.2019
Formación de Gobierno

¿Qué pasa ahora que Sánchez ha perdido la segunda votación?

Tras la investidura fallida, los partidos tienen dos meses para intentar evitar una repetición electoral

25.07.2019 | 15:48
Una vista del Congreso de los Diputados.

El fracaso en la segunda votación de investidura de Pedro Sánchez prolonga el bloqueo político y sitúa a España de nuevo en un horizonte de incertidumbre. Las posibilidades de que la legislatura siga adelante no han desaparecido, pero la sombra de elecciones se vislumbra más cercana.

En primer lugar, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, comunicará este viernes la investidura fallida al Rey, quien decidirá si abre en breve una nueva ronda de consultas con los representantes de los partidos o, como es más probable, da un tiempo para constatar si es posible un acuerdo.


Felipe VI será informado previsiblemente en las próximas horas por Batet del resultado de la votación en el Congreso y el hecho de que, en consecuencia, el candidato propuesto no ha conseguido la mayoría necesaria para ser investido.

A partir de ahí, el jefe del Estado tiene que decidir si convoca en este momento una nueva ronda de consultas o da un tiempo a los partidos para saber más adelante si hay opciones de proponer otra vez una candidatura a la investidura.

Esta segunda opción es la que parece más probable teniendo en cuenta los antecedentes.

De acuerdo con el artículo 99 de la Constitución, el periodo con el que se cuenta para intentar otra investidura es de dos meses desde la votación fallida del pasado martes.

Por lo tanto, hasta el próximo 23 de septiembre los grupos políticos pueden tartar de alcanzar un acuerdo.

En este periodo, Sánchez podría volver a intentar recibir la confianza de la cámara, ya que la Constitución establece que en ese periodo "se tramitarán sucesivas propuestas" de candidatos, igual que lo puede intentar hacer otro líder político.

Dos meses para disolver las Cortes y 47 días más para elecciones


En caso de que no lo consigan en esos dos meses, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones, que se celebrarían el 10 de noviembre, 47 días después de disueltas las Cortes.

Esto es así porque al inicio de la pasada legislatura los partidos modificaron la ley electoral para introducir una disposición adicional estableciendo que, en los casos de repetición de los comicios por falta de investidura, se acortaran los plazos del procedimiento electoral, bajando de 54 a 47 días.

Tras los pasos de 2016


La repetición de elecciones ya se produjo en 2016, cuando, tras la fallida investidura de Sánchez con apoyo de Ciudadanos de principios de marzo, pasaron los dos meses sin que prosperara ninguna candidatura y las Cortes se disolvieron para repetir los comicios el 26 de junio de ese año.

En la XII Legislatura, el Rey propuso a Mariano Rajoy como candidato a la presidencia del Gobierno en dos ocasiones. En la primera de ellas, el candidato no consiguió la confianza del Congreso de los Diputados, sometiendo su candidatura a votación los días 31 de agosto de 2016 y 2 de septiembre de 2016. Sin embargo, en la segunda propuesta, sí obtuvo la confianza de la Cámara el día 29 de octubre de 2016, tras la abstención del PSOE.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook