06 de julio de 2019
06.07.2019
Desfile del Orgullo Gay en Madrid

La marcha del Orgullo Gay homenajea a los pioneros de la lucha LGBTI en España

Varios de los asistentes han increpado a dirigentes de Ciudadanos con insultos y abucheos

06.07.2019 | 19:28
Cs desfila en la marcha entre insultos y abucheos.

La comunidad LGBTI en España celebró este sábado en el centro de Madrid la marcha del Orgullo 2019, que este año homenajeó a los mayores del colectivo que lucharon contra la discriminación y el reconocimiento de sus derechos.

Bajo el grito de "fuera del Orgullo", asistentes a la manifestación han increpado este sábado a dirigentes y representantes políticos de Ciudadanos (Cs) que han querido participar en el acto central del Orgullo 2019.

Un grupo de manifestantes con carteles en los que se podía leer "ciudadavox" han protestado por la presencia de políticos de la formación naranja, entre ellos, la portavoz nacional y diputada en el Congreso, Inés Arrimadas; la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y el candidato a presidir la Comunidad madrileña, Ignacio Aguado, que han respondido con proclamas como "el orgullo es de todos" o "no nos vamos, aquí estamos".

Miles de personas recorrieron en un ambiente festivo las calles del centro de la capital española, en un desfile cargado de música y color que concluyó con la lectura de un manifiesto redactado por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), organizadora del acto.

La demanda de una Ley Estatal LGBTI y la advertencia de que el colectivo no permitirá la reversión de sus derechos, fueron las principales reivindicaciones de la marcha que fue seguida por el ya tradicional desfile de carrozas.


El desfile, en imágenes.

Para que el protagonismo recayera sobre los pioneros en la lucha de los derechos, la cabecera de la manifestación estuvo compuesta exclusivamente por activistas históricos que portaron la pancarta "Mayores sin armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria!. Por una Ley LGTBI estatal".

Una segunda pancarta con el lema "Ni un paso atrás" encabezó también la marcha, que este año fue más política que otros tras las pretensiones de la ultraderecha de modificar las leyes LGTBI, que el colectivo ha peleado durante décadas, para formar gobiernos autonómicos y locales.

Unos 1.600 agentes policiales vigilaron el desfile al que asistió el Ministro español del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, que es gay, representantes sindicales y de organizaciones sociales como Save the Children.

Grande-Marlaska instó este sábado a la sociedad a luchar contra esa derecha "que no tiene tapujos en limitar" los derechos del colectivo LGBTI.

"Dirán que avasallamos porque vivimos nuestra vida como somos y como queremos ser. Buscan la uniformidad y nosotros queremos la diversidad (...) Tenemos que construir todos porque es la forma más clara de hacer frente a esa derecha que se ha unido y que no tiene tapujos en limitar nuestros derechos, en limitar los derechos humanos", denunció.

Grande-Marlaska indicó que la celebración del Orgullo 2019 es la "más reivindicativa de los últimos años" y pidió que el rechazo a actitudes limitadoras sea tranquilo pero muy activo porque están en juego los derechos humanos.

"No son derechos de los que somos LGTBI, son derechos humanos. (...) Esta es una batalla del conjunto de la sociedad. Hoy van contra unos y mañana van contra otros simplemente por ser diversos", dijo.

Ciudadanos lleva su propia pancarta

A pesar de haber sido vetado por los organizadores de la marcha, representantes del partido Ciudadanos, partidarios de la gestación subrogada para las parejas LGBTI, acudieron a la manifestación portando su propia pancarta.

España es un referente mundial en la lucha por los derechos de la comunidad LGTBI con pasos como el matrimonio igualitario aprobado hace catorce años, aunque los activistas insisten en la necesidad de llevar a trámite una Ley de igualdad.

La situación actual dista mucho de la que marcaba, al inicio de la democracia, en 1977, la llamada Ley de peligrosidad y rehabilitación, con la homosexualidad declarada ilegal y penalizada.

Hasta 1979 no se eliminaron los artículos de esta Ley relacionados con la homosexualidad y hasta 1995 no se derogó en su totalidad.

Los años 80 llegaron con cambios y aires de libertad sexual a la sociedad española, pero la pandemia del sida los apagó haciendo rebrotar la homofobia y debilitando mucho al movimiento.

No fue hasta los 90 cuando se comenzó a legislar sobre los derechos del colectivo y en 1992 nació la FLGT (Federación de Lesbianas, Gays y Transexuales).

En esta lucha por los derechos del colectivo LGBTI destacan las medidas tomadas durante el mandato del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, en cuyo Gobierno se aprobó la ley de matrimonio igualitario en 2005.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook