04 de junio de 2019
04.06.2019
Conclusiones

La Fiscalía cree que lo que pasó en Cataluña fue un "golpe de Estado" en el que se "utilizó la violencia"

Javier Zaragoza ha señalado a Oriol Junqueras como el "motor principal de la rebelión"

04.06.2019 | 08:22

La Fiscalía ha acusado a los 12 líderes independentistas de "haber intentado liquidar la Constitución" y de "haber atacado gravemente el orden constitucional mediante procedimientos ilegales, utilizando la violencia en aquellos momentos en que ha sido necesario".

El fiscal Javier Zaragoza ha abierto el turno del informe del Ministerio Público en el juicio del 'procés' dejando claro que "la única violación de derechos civiles que en estos momentos se está produciendo en Cataluña es la que están sufriendo y padeciendo estoicamente aquellos que están defendiendo la Constitución".

Zaragoza ha manifestado que "lo que ocurrió en Cataluña entre marzo de 2015 y octubre de 2017, pero sobre todo en el otoño de 2017, fue un golpe de Estado". "Eso pretendían los acusados. Eso es el 'procés'", ha afirmado.

En la lectura de su informe final, ha defendido la acusación de rebelión para los principales implicados porque ese tipo penal "no necesita violencia grave ni violencia armada"; el 'procés', ha dicho, fue "un ataque contra el orden constitucional, no contra el orden público", por lo que no puede ser considerado una sedición.


La Fiscalía en el juicio del 'procés'': "Fue un golpe de Estado". Agencia ATLAS | EFE.

Ha denunciado los intentos de convertir actos de violencia, intimidación y acoso en expresiones del derecho a reunión y manifestación cuando en realidad, según sus conclusiones, ha quedado probado que hubo "violencia física, compulsiva e intimidatoria".

"Una comunidad autónoma que se alza contra el Estado"


El 'procés', ha continuado el fiscal para sustentar la acusación de rebelión, buscaba derogar, suspender o modificar total o parcialmente la Constitución y declarar la independencia de una parte del territorio nacional.

"Es más ni menos que un pronunciamiento civil de una comunidad autónoma que se alzaba contra el Estado", apoyada en la movilización popular y en la colaboración de los Mossos en un momento trascendental como la jornada del referéndum, "imprescindible" para conseguir sus objetivos.

"Lo que sucedió en Cataluña entre marzo de 2015 y octubre de 2017, y sobre todo, en los meses de septiembre y octubre de 2017, es lo que en la terminología de Hans Kelsen, ese ilustre jurista austriaco que tuvo que huir en los años 30 a Estados Unidos ante el auge del nazismo, es lo que se llama golpe de Estado", ha resaltado.

Junqueras, el "motor principal de la rebelión"


Además, el fiscal ha presentado este martes al exvicepresident Oriol Junqueras como el "motor principal de la rebelión" dado que es quien ejercía el "liderazgo" del 'procés' y "quien ha venido empujando desde hace muchísimo tiempo para que eso se produjera".

Zaragoza ha cargado contra el "monólogo" que hizo el exvicepresidente catalán en su declaración ante el tribunal que ha tachado de "ejercicio de cinismo sin precedentes" pues defendió su actuación en aquel "mes insurrecional" al amparo de "un supuesto derecho de autodeterminación que carece de apoyo normativo nacional e internacional".

El fiscal ha subrayado que la democracia española "no criminaliza a quienes defienden proyectos distintos a los planteados por la Constitución", como es el caso, pero ha precisado que defender la "supremacía de la voluntad popular por encima de la ley" está en la base de algunos oscuros episodios de la historia reciente.

Ha negado que se persiga "el voto", sino "incumplir y desobedecer reiteradamente las resoluciones judiciales" como así sucedió el 1-O cuando el Govern y los entidades soberanistas "impidieron" la acción policial que debía cumplir el mandato judicial, por lo que "el uso de la fuerza necesaria es legítimo cuando no existen otros medios".

Desobediencia


El fiscal les ha acusado de "haber desobedecido todas y cada una de las decisiones, autos y sentencias dictadas por el Tribunal Constitucional", sin que ninguno de ellos haya asumido responsabilidad alguna por lo sucedido en Cataluña, especialmente con la declaración de independencia.

Al respecto, ha dicho que "las declaraciones de independencia siempre han sido declaraciones políticas que se han leído en diferentes lugares" y que en este caso se hizo "en el Parlamento de Cataluña ante cargos electos enfervorizados por el momento histórico que estaban viviendo".

Zaragoza ha elogiado la reciente decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de respaldar al Tribunal Constitucional (TC) en relación con el proceso soberanista ilegal catalán de 2017 al tiempo que ha criticado duramente el informe de un grupo de trabajo de la ONU contrario a la prisión provisional de los acusados.

"Han quebrantado las leyes de la convivencia, han roto el orden constitucional, han enfrentado a miles de ciudadanos contra los servidores del orden público, han obstaculizado gravemente las actuaciones judiciales, han destinado los fondos públicos para financiar actividades ilícitas. Este es el objeto del juicio", ha destacado el fiscal.

Los líderes "incitaron a enfrentarse" a los policías


Por su parte, el fiscal Jaime Moreno ha señalado que los líderes independentistas no se limitaron a convocar el referéndum ilegal sino que siguieron "un punto más" al "incitar a enfrentarse, exaltar a defender los colegios y a oponerse a las fuerzas de seguridad", una "violencia nada desdeñable" para conseguir sus objetivos.

La Fiscalía responsabiliza a los acusados de todos los heridos del 1-O. Vídeo. Europa Press.

"Ha sido probado que desde el 19 de septiembre hubo violencia, que fue suficiente para los objetivos que se habían trazado; sin ella no hubiera sido posible cruzar caminos necesarios en la hoja de ruta, los acusados lo sabían y llamaron a la ciudadanía a enfrentarse", ha señalado eMoreno, que se ha ocupado de argumentar la violencia que imputa a los acusados.

Moreno ha explicado que "la violencia sirvió para transitar determinados peldaños en la hoja de ruta", es decir, fue una "herramienta" para mantener el referéndum del 1 de octubre.

"No estamos ante un dolo eventual, con tal de no privarme del referéndum acepto el enfrentamiento; es un dolo directo: para que no se aborte el referéndum bien desconvocándolo yo o bien por las fuerzas de seguridad, me enfrentaré", ha precisado.

El Gobierno de Puigdemont, como una "organización criminal"


Por su parte, la fiscal Consuelo Madrigal ha asegurad que el Gobierno de Puigdemont actuó como una "organización criminal" para sufragar los gastos del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 y para ello se sirvió de "maniobras para encubrir delitos" y "estrategias negacionistas".


La fiscal Madrigal asegura que la Generalitat actuó como "una organización criminal". Vídeo. Europa Press

Así lo ha dicho en su turno de exposición de las conclusiones definitivas, que se ha centrado en la malversación de caudales públicos de la que acusa a nueve de los 12 acusados por el proceso independentista. Considera que la malversación fue esencial en el "execrable ataque a la esencia del Estado social y de derecho en que se sustenta la monarquía parlamentaria española".

En el caso de los exmiembros del Govern que están acusados de rebelión y que se encuentran en prisión provisional, la fiscal se ha referido a un aspecto técnico de la acusación, relativo a integración de la malversación como subtipo agravado de este primer delito, ya que el desvío de los fondos públicos fue necesario para llevar a cabo el objetivo secesionista que todos ellos perseguían.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook