25 de abril de 2019
25.04.2019
Juicio del 'procés'

Un exdiputado de la CUP afirma que los actos violentos del 1-O fueron "marginales"

David Fernández es uno de los testigos de las defensas que han declarado este jueves

25.04.2019 | 18:43

El exdiputado de la CUP David Fernández ha afirmado en el juicio del "procés" que los comportamientos violentos de los votantes el 1 de octubre fueron algo "espontáneo, marginal y reactivo", ya que, "si 2,3 millones de personas hubieran desplegado una actitud violenta, no estaríamos hablando de lo que pasó".

Fernández es uno de los testigos de las defensas que han declarado este jueves en el Supremo, en concreto sobre las técnicas de resistencia pasiva que la plataforma En peu de pau (En pie de paz) enseñó en charlas por toda Cataluña, incluyendo a los CDR, y de lo que vivió el 20 de septiembre y el 1 de octubre.

En esos cursos de resistencia pasiva, ha dicho este socio de la plataforma que los organizaba, no se enseña a golpear, insultar ni lanzar objetos, unas actitudes que no ha negado que ocurrieran en esas fechas, pero como algo excepcional.

"El 1 de octubre es obvio que sucedieron muchas cosas, pero centrarnos en lo marginal, en lo puntual, en lo contingente, en lo espontáneo... No hay ni una sola estrategia de planificación violenta en ningún espacio soberanista de Cataluña que el 1 de octubre llamara a responder" de manera violenta, ha indicado. Al contrario, eran llamamientos a la "acción pacífica".

Los talleres, que también se impartieron a los CDR, enseñaban "cómo resistir a situaciones de tensión y represión policial, basado en el principio de autocontención" y en el de la "inviolabilidad de la integridad del otro".

Lo hacían, entre otras cosas, con técnicas de "murallas" humanas, "interponiendo los cuerpos de forma pacífica" para dificultar la tarea de los agentes. "Eso es así como cuando cada mañana paramos un desahucio", ha añadido.

El testigo ha reconocido que su participación en el referéndum desobedeciendo al Constitucional era "absolutamente consciente", como ya lo fue el 9-N. "Si la autodeterminación es el delito, me declaro abiertamente culpable y reincidente, porque, mientras sea delito, seguiré delinquiendo hasta que el derecho a la autodeterminación no sea un delito sino un derecho".

También estuvo en la Conselleria de Economía el 20 de septiembre de nueve a doce de la mañana, cuando el ambiente era, a su juicio, de "serenidad pacifista prácticamente absoluta".

Luego se trasladó a la sede de la CUP porque le avisaron de que había presencia policial. "Fue la situación mas arbitraria, antijurídica y anómala que yo he vivido nunca", puesto que, a su juicio, los agentes actuaron allí "decomisando propaganda contra la cual no tenían ningún mandato jurídico".

Cuando ha llegado el turno de preguntas de Vox, Fernández ha preguntado al tribunal si podía no contestar. "Todos son partes y usted tiene la obligación de contestar", le ha respondido el presidente, Manuel Marchena, y finalmente lo ha hecho ante la posibilidad de que su testimonio quedara invalidado.

"Estupendo, yo se lo agradezco", le ha hecho ver Marchena entonces, y el testigo ha contestado no sin antes denunciar la "crueldad ruin y mezquina de cualquier tipo de fascismo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook