07 de febrero de 2019
07.02.2019
Caso Erial

La jueza: "Se minimiza el riesgo de fuga"

La magistrada defiende que el exministro ha recibido atención adecuada en el hospital y que su alta médica sólo ha dependido de los médicos: "No ha estado en una celda"

07.02.2019 | 19:08
Eduardo Zaplana, en una imagen de archivo

La jueza del Caso Erial ha decidido dejar en libertad a Eduardo Zaplana y sus dos presuntos testaferros porque se "ha minimizado el riesgo de fuga" al dar la "orden de transferencia a la cuenta de este Juzgado del dinero que en Suiza, y en dos cuentas de dicho país, tenian presunta e indiciariamente el investigado Eduardo Zaplana y el resto de investigados Joaquín Barceló y Francisco Grau", según explica el auto de libertad de Zaplana al que ha tenido acceso Levante-EMV.

El dinero bloqueado asciende a 6,3 millones de euros. Un riesgo de fuga que la titular del Juzgado de Instrucción 8 considera minimizado al "privarles de una cantidad tan importante de dinero, por lo que procede acordar la libertad provisional de los investigados". Unas cuentas que el propio Eduardo Zaplana ha negado tener, a través de un comunicado emitido desde el hospital. Un hecho que, aseguran fuentes cercanas, podrá demostrar en breve, gracias a su puesta en libertad.

La magistrada dedica el resto del auto de libertad para el expresidente de la Generalitat a responder a las críticas por el régimen de visitas que recibía Zaplana en La Fe o la decisión de trasladarlo a la cárcel de Picassent. "El régimen de visitas ni lo establece, ni lo acuerda, ni lo restringe esta instructora, ni le da el alta o la baja. La habitación donde se encuentre ingresado el solicitante es una extensión del Centro Penitenciario de Picassent, y como tal sujeto a lo establecido por dicho centro, en base, hay que suponer, a la legislación penitenciaria".

El auto también responde sobre las cuestiones médicas planteadas respecto a la salud de Zaplana y la decisión de mantenerlo en prisión."En cuanto al tema médico, y si tiene que continuar en la enfermeria de la cárcel, o en el Hospital la Fe, tampoco es cosa de esta instructora, y es competencia exclusiva de los médicos, como lo ha sido a lo largo de estos meses, donde ha sido trasladado para sus revisones programadas, o ante cualquier necesidad, volviendo a la enfermeria del centro penitenciario, pues nunca ha estado en una celda, como sabe de sobra la defensa. Y nunca se ha impedido ningún tipo de tratamiento o cuidado".

La jueza añade que "toda la población que se encuentra en Picassent tiene los mismos derechos, y si enlugar de al Pabellón de Judiciales, que se encuentra en el Hospital General, se decide por los médicos que se encuentre en la Fe, nada tiene que objetarse, como no podia ser de otro modo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído