06 de febrero de 2019
06.02.2019
Desafío catalán

Rivera y Casado convocan una manifestación contra Sánchez por su estrategia con el independentismo

El líder de Ciudadanos ha convocado para este domingo un gran acto que sea "un frente cívico" contra el presidente

06.02.2019 | 10:57

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha anunciado este miércoles su intención de organizar el próximo domingo en Madrid un gran acto que sea "un frente cívico" contra Pedro Sánchez para transmitirle que "ya basta" con su política respecto de Cataluña.

Cs va a pedir además la comparecencia urgente del presidente en el Congreso para que explique por qué va a crear "marcos paralelos" a la Constitución nombrando un "mediador" para dialogar con Cataluña, ha anunciado el líder del partido, Albert Rivera.


Rivera descarta una moción de censura. Agencia ATLAS | EP

Lo ha hecho en una rueda de prensa en la Cámara después de que el Gobierno haya anunciado que va a nombrar un "coordinador" o un relator para dialogar con los demás partidos sobre Cataluña.

Cs no puede registrar por sí sólo una petición de comparecencia urgente del presidente del Gobierno porque no tiene los 70 escaños que se requieren para hacerlo y tampoco la firma de otro grupo, por lo que Rivera ha dado por hecho que se sumarán a la petición de comparecencia de Sánchez que también registrará esta mañana el PP.

Rivera ha recalcado que en ningún caso van a aceptar que los que han dado un golpe de Estado en Cataluña "impongan sus condiciones" y ha acusado a Sánchez de "vender la soberanía nacional" a cambio de seguir en la Moncloa "un cuartito de hora más".

Quiere "hacer tragar a todos la mentira separatista para que lo apoyen un poquito más", ha criticado Rivera, que no ha querido pronunciarse sobre las declaraciones que el presidente del PP, Pablo Casado, ha hecho a EFE al no descartar ninguna acción contra Sánchez por su "alta traición a España", ni siquiera la moción de censura.

"No tengo nada que decir, elecciones ya, no perdamos tiempo", ha sido su respuesta.

Sobre las voces críticas socialistas contra la figura del relator, como Emiliano García Page o Soraya Rodríguez, Rivera tiene claro que el "sanchismo" se ha apoderado de la ejecutiva y del poder y tiene "perplejos" a muchos socialistas.

Casado acusa a Sánchez de "alta traición a España"

El líder del PP, Pablo Casado, no ha descartado este miércoles utilizar cualquier tipo de mecanismo contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por lo que considera su "alta traición a España" al admitir un diálogo con los independentistas catalanes con presencia de un relator.

El presidente del PP también ha convocado para este domingo una concentración en el centro de Madrid en protesta por la política del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, relativa a Cataluña, y para pedirle que "se cumpla la ley y no se siga humillando al país

Casado se ha referido expresamente a llamar a los españoles a movilizaciones en la calle para protestar por esta negociación y, preguntado por la posibilidad de una moción de censura, ha dicho: "No descartamos nada".

El líder del PP ha calificado a Sánchez de "felón" y ha considerado que está deslegitimado para seguir ni un día más en el Gobierno debido a esta negociación que ve como "lo más grave que ha pasado desde el golpe de Estado del 23F".

"El presidente del Gobierno tiene que convocar elecciones de inmediato y si no lo hace no descartamos ningún mecanismo para forzarle a cumplir con su palabra y a escuchar el clamor de la sociedad española", ha afirmado Casado, apuntando directamente a movilizaciones en las calles.

Pero tampoco ha descartado presentar una moción de censura porque en España "está habiendo un golpe al Estado" ante el que el PP no se va a quedar "cruzado de brazos".

De este golpe al Estado, Sánchez "no es solo partícipe y responsable", como Casado le advirtió hace unos meses en una comparecencia parlamentaria si no ponía orden en Cataluña, sino que también le ve cómplice por no hacer nada y estar "colaborando o ocultando" una negociación con el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Para Casado el hecho de que se acepte una mediación entre una autonomía como Cataluña y el Estado es "algo ignominioso" para España y sobre todo "inhabilitante" para un presidente del Gobierno que, aparte de contar con solo 84 escaños, ha "mentido" al decir que convocaría elecciones tras su moción de censura.

Ha rechazado cualquier comparativa entre este relator planteado ahora por el Gobierno y el mediador que hubo en las conversaciones que el Ejecutivo de José María Aznar mantuvo con ETA durante la tregua de finales de los 90, ya que entonces no se negoció "nada" con la banda terrorista.

Por eso, ha negado cualquier tipo de equivalencia entre esta situación y la de la lucha antiterrorista más allá de que "la agenda que estamos viendo en Cataluña es la agenda de ETA, es decir la del nacionalismo que se alía con la izquierda acomplejada y apaciguada" pensando que tienen que resolver el supuesto "desequilibrio" de la Transición.

"Que ahora mismo la izquierda de Sánchez, como la de Zapatero, intente reescribir la Transición cediendo a los nacionalistas, antes a los etarras, ahora a los borrokas catalanes, es un error histórico", ha recriminado Casado, quien ha advertido de que él, como líder de la oposición, no lo va a tolerar.

Sánchez no puede seguir en La Moncloa porque ha realizado "actos de felonía" y está "traicionado a España", ha afirmado, de una manera que considera que está documentada.

A su juicio, desde el mes de agosto se está produciendo la "rendición del Estado" frente a los soberanistas catalanes y, ahora mismo, el Gobierno está reconociendo el documento con 21 medidas que le presentó Torra, "un supremacista racista y fanático", en la reunión de diciembre en Pedralbes.

Además, ha calificado de "insulto al Tribunal Supremo" que Sánchez pueda aceptar estas 21 medidas, de las cuales siete van directamente contra el alto tribunal, según Casado.

Y ha avisado a Sánchez de que la "oposición legítima" del PP que le saca 50 escaños de ventaja en el Congreso y tiene mayoría absoluta en el Senado no se va a quedar "cruzada de brazos", ante un presidente que tiene a Torra, Pablo Iglesias y "los señores de Batasuna" mandando sobre 43 millones de españoles.

El presidente del PP ha aprovechado para apelar a los barones del PSOE "maniatados", como Emiliano García Page y Javier Lambán, y los socialistas "sensatos", como Alfonso Guerra y Felipe González, para que pongan "pie en pared" y echen a Sánchez, como hizo en su momento el Comité Federal del partido de su puesto de secretario general.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook