29 de enero de 2019
29.01.2019
Crisis en Venezuela

Sánchez llama "tirano" a Nicolás Maduro por responder "con balas y prisiones a las ansias de democracia"

El presidente ha subrayado ante opositores venezolanos que Guaidó debe liderar la transición

29.01.2019 | 19:00
Sánchez llama "tirano" a Nicolás Maduro por responder "con balas y prisiones a las ansias de democracia"

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, subrayó este martes a miembros de la oposición venezolana que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, es el líder de la transición y debe dirigir al país caribeño hacia unas elecciones libres y democráticas.

En Santo Domingo, y antes de iniciar su visita oficial a la República Dominicana, Sánchez participó en la clausura del Consejo de la Internacional Socialista, con un discurso en el que envió el "aliento" de esta organización al pueblo venezolano y mandó también un mensaje al presidente Nicolás Maduro.

"Quien contrapone socialismo y libertad y responde con balas y con prisiones a las ansias de libertad y democracia no es socialista, es un tirano", dijo Sánchez.

Añadió que "los venezolanos tienen que sentir el aliento de la Internacional socialista", al tiempo que subrayó que "su lucha por la democracia es la razón de ser de nuestros partidos políticos y por tanto, siempre estaremos con ellos".

El también secretario general del PSOE amplió el mensaje a los nicaragüenses, a quienes envió la misma "fraternidad" y las esperanzas de democracia y libertad para Nicaragua.

El jefe del Gobierno español se expresó así al inicio de su discurso en la clausura de la Internacional Socialista y tras reunirse con los opositores venezolanos presentes en esta cita: Carlos Valero, diputado nacional por Un tiempo Nuevo, y Mauricio Poler y Paula di Mattia, miembros de Acción Democrática.

Según dijo Valero a la prensa, Sánchez señaló en esta reunión que Guaidó "es el líder de la transición venezolana y será quien conduzca el proceso de elecciones y la transición" en ese país.

El dirigente de Un Tiempo Nuevo recalcó además que la oposición venezolana entiende el plazo de ocho días que Sánchez y otros líderes europeos han dado a Maduro antes de hacer efectivo el reconocimiento.

"España y Europa no reconocen a Nicolás Maduro, reconocen que debe hacer elecciones y que Guaidó y la Asamblea Nacional son los que están liderando el proceso de transición y que van a conducir a las elecciones. Lo demás son los tiempos políticos", señaló Valero.

También aseguró que Sánchez les ha recordado que no reconocieron las últimas elecciones y que lo que hay en Venezuela es un "vacío de poder que debe ser llenado por la Asamblea Nacional que preside Guaidó".

Los opositores venezolanos han sentido, continuó, el apoyo y respeto del Gobierno español hacia la asamblea nacional y su defensa de que haya "una solución política con unas elecciones libres competitivas y justas".

El diputado venezolano Valero agradeció el apoyo que reciben desde España, y se mostró convencido de que buena parte de la solución a la crisis venezolana vendrá del apoyo europeo y español.

Expresó asimismo su deseo de que esta crisis se maneje en España como "una política de Estado multipartidista de apoyo a la causa venezolana" y que la agenda de los partidos "no divida el devenir cotidiano" en esta posición.

"No hay socialismo sin libertad"

Por otra parte, el jefe del Ejecutivo ha dicho que "no hay socialismo sin libertad" y ha añadido que al pueblo se le protege "dejando que se exprese en libertad". "Liberta e igualdad, nunca una sin la otra", ha reivindicado, antes de señalar que la extrema izquierda se empeña en la igualdad a toda costa mientras que la extrema derecha busca la libertad también "a toda costa" a pesar de crear desigualdades. "Al final ni los primeros consiguen la igualdad, ni los primeros logran la libertad", ha añadido.

En este punto ha recordado que el PSOE celebra sus 140 años de existencia desde el Gobierno y ha llamado a seguir en la lucha "porque hay cosas que no han cambiado" desde que naciera la formación. Así, ha reivindicado el papel de los socialistas frente a liberales, conservadores y la extrema izquierda a lo largo de la historia.

"Los socialistas luchaban por la dignidad del trabajo, por los derechos: derecho al voto, descanso laboral, salarios dignos (...), por el reparto equitativo de la riqueza", ha señalado, para afirmar acto seguido que los socialistas "tenían la razón entonces y la tienen ahora".

Por este motivo, Sánchez ha defendido que los progresistas son "los únicos" que dan respuesta a los desafíos que plantea un cambio de época, y lo hacen planteando un "pacto social" que genere riqueza, que permita avanzar en derechos y que acabe con la exclusión. Ha puesto como ejemplo el impulso de la Agenda 2030 y el multilateralismo.

El presidente del Gobierno ha indicado además que se debe poner la economía al servicio de la ciudadanía "y no al servicio de sí misma". En este sentido, ha explicado que una "mal entendida austeridad" ha creado desigualdades, y ha puntualizado que ese es "el status quo que destruye el planeta".

Además, Sánchez ha llamado a los socialistas a luchar por conseguir que el estado de bienestar sea "sostenible", y ha matizado que esto es posible porque "las sociedades son mucho más ricas que antes". Así, ha insistido en que se debe "fortalecer lo colectivo" porque el progreso, a su juicio, "implica que avancemos todos y que nadie se quede atrás".

Para Sánchez, la sociedad se encuentra ante un cambio de época tras atravesar una "crisis dura", y ha abogado por recuperar la nueva década a pesar de los "miedos" que trae consigo el nuevo impulso globalizador tecnológico. Según añade, la globalización "se ha utilizado para quitar los derechos y las conquistas sociales".

Por otro lado, el líder de los socialistas ha señalado que en las elecciones europeas que se celebrarán el 26 de mayo, deben salir "a por todas" y ha confesado que será "una batalla contra el miedo, la incertidumbre y contra la mentira". "Una batalla para transformar un proceso que debe ser para todos y sin exclusiones", ha recalcado, para luego afirmar que el reto socialista es devolver la esperanza y la dignidad "a millones de personas que se sienten abandonadas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook