29 de enero de 2019
29.01.2019
Cataluña

Junqueras advierte de que "la represión" no frenará "la libertad de Cataluña"

El líder de ERC reitera que "cualquier solución" pasa por "el derecho de autodeterminación"

29.01.2019 | 21:39
El holograma de Junqueras durante una conferencia de ERC.

El líder de ERC y exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, ha advertido hoy de que "la represión" contra el independentismo demuestra "la debilidad del Estado" porque "no frenará la libertad" de Cataluña, y ha recalcado que "cualquier solución" pasa por "el derecho de autodeterminación".

En una conferencia escrita por Junqueras y leída en un acto de ERC celebrado en el Sant Jordi Club de Barcelona ante unas 2.500 personas, el presidente de este partido -en prisión preventiva en la cárcel de Lledoners (Barcelona)- ha abogado por seguir "sumando" más apoyos para "construir la mayoría republicana".

"Un camino factible hacia la República debe basarse en el fortalecimiento del movimiento republicano y en el debilitamiento gradual" del régimen del 78 algo que, según Junqueras, sólo se consigue "con un paciente trabajo de reforzamiento propio y de desgaste del rival".

Según el líder republicano, "la victoria depende de muchos factores" pero "de forma muy significativa de la capacidad de seducción sobre el conjunto de la sociedad catalana, de sumar y construir un proyecto de mayorías al servicio de los ciudadanos".

Ha subrayado, en este sentido, que "cualquier solución tiene que pasar por la democracia y el ejercicio del derecho a la autodeterminación", ya que "así lo plantea el 80 % de la sociedad catalana".

Junqueras ha dicho ser consciente de que "el Estado no se sentará a negociar por propia voluntad, porque nunca lo ha hecho", con lo que "hará falta crear las condiciones necesarias para que lo haga y asuma que la solución es política y democrática".

Sobre la estrategia que, a su entender, debe seguir el independentismo, el líder de ERC se muestra partidario de "apostar por el diálogo y la palabra, como hemos hecho siempre, porque en democracia tenemos la obligación de intentarlo".

Ahora bien, ha puntualizado, esta apuesta por el diálogo debe hacerse "desde la firme convicción de que no pensamos renunciar a ninguna vía democrática y pacífica para conseguir la República Catalana como un Estado independiente".

"Si hace falta -ha añadido- hay que apostar por la vía de la movilización masiva y la desobediencia civil, como nos enseñaron grandes líderes y referentes de la paz y de los derechos a nivel mundial como Martin Luther King y Mahatma Gandhi, y como ya ejemplificamos el 1 de octubre" de 2017.

Por lo que respecta al inminente juicio contra él y los demás presos independentistas, Junqueras afirma que "lo único que demuestra esta oleada de represión" es "la absoluta debilidad del Estado" ya que "si necesitan todo esto para evitar que el pueblo decida qué futuro quiere, es que realmente están perdidos y sólo es cuestión de tiempo que el régimen acabe cayendo".

"A nosotros nos encarcelarán pero las ideas persisten y no podrán hacer pensar distinto a más de 2 millones de catalanes. ¿Hasta cuando retendrán a todo un pueblo por la fuerza?", se ha preguntado.

Según Junqueras, él no ha hecho nada de lo que deba arrepentirse y se siente "legítimamente orgulloso" de haber sido "leal a un mandato democrático" por lo que "lo volvería a hacer".

"Tienen que saber -ha dicho- que cada día que nos mantienen en prisión nuestro movimiento se hace más grande, más fuerte, más creíble y más invencible" además de "haber ganado toda la legitimidad y credibilidad ante el mundo".

"Defender la democracia y un referéndum no es ningún delito -ha recalcado- y tenemos muy claro que si la cárcel es el precio que debemos pagar por la libertad, lo pagaremos, ya que vale la pena".

Se ha mostrado convencido de que "la justicia internacional" les acabará "dando la razón", aunque ha lamentado que el Estado español "no haya podido resistir la tentación de encarcelarnos".

Sobre la sentencia, Junqueras ha indicado que él ya prevé que será "ejemplarmente dura", pese a que "las acusaciones, la instrucción y absolutamente toda la causa es una farsa, un montaje".

Interpreta, en este sentido, que al Estado "le mueve la venganza y el objetivo de acabar con un movimiento político que puede generar el cambio y el fin de los privilegios del régimen del 78".

"Están dispuestos a ir en contra de Cataluña -ha dicho- porque es la mayor amenaza que existe en contra del poder de la oligarquía española, de los privilegios políticos y del 'statu quo'", y ha considerado que "detrás del discurso de la unidad de España se esconde el interés puro y duro" de mantener estos privilegios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook