30 de octubre de 2018
30.10.2018
Pugna política

Casado se distancia de Vox: "No tenemos la radicalidad de sus propuestas"

El líder del PP había negado antes que la formación presidida por Santiago Abascal sea de ultraderecha

30.10.2018 | 14:18
El líder del PP, Pablo Casado.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha rechazado este martes que Vox represente una amenaza para su partido al opinar que no ocupa el mismo espacio electoral por la "radicalidad" de sus propuestas y porque se han demostrado que éstas "no son útiles para los españoles".

Casado ha marcado distancias con Vox durante su intervención en el Congreso de Empresa Familiar que se celebra en Valencia ante más de 600 directivos. Hasta ahora, el líder del PP había mostrado su respeto hacia la formación que lidera Santiago Abascal y sus militantes, y había negado que se tratara de un partido de ultraderecha.

En el coloquio posterior a la conferencia que ha pronunciado en el congreso, Casado ha ido más allá, al hablar de la "radicalidad" de las iniciativas de Vox y rechazar que comparta el mismo espectro ideológico que el PP.

"No creo que sea así. No tenemos la radicalidad de las propuestas que tiene Vox. Lo digo con mucho respeto. No somos lo mismo. Llevan más de un lustro presentándose a las elecciones y ha quedado claro que no tienen propuestas útiles para los españoles", ha argumentado el líder del PP.

En la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se otorga a Vox una estimación de voto que le permitiría acceder al Congreso con al menos un escaño.

En el caso de Ciudadanos, Casado ha descartado igualmente que haya una competencia por el votante de derechas, al opinar que el partido de Albert Rivera se ha reubicado "en su espacio original, que es el centro izquierda".

"No lo digo como crítica sino como necesidad para España. España necesita un partido de centro izquierda patriótico, constitucional y que respete el Estado de derecho, la unidad de España y la Constitución, que era su acta fundacional en 2008", ha sostenido Casado.

La decisión de Cs de desbloquear en el Congreso la tramitación de la reforma de la Ley de Estabilidad que busca sortear el veto del Senado a los objetivos de déficit público es una prueba, según Casado, de que los de Rivera "están en el espacio del centro izquierda que había quedado huérfano con la radicalización del PSOE" de José Luis Rodríguez Zapatero.

A juicio del líder de los populares, "no tenía mucho sentido" que su partido y Cs estuvieran compitiendo "por un mismo espacio electoral cuando había quedado muy claro que el PP ha conseguido representar" como partido de mayorías y por su "intachable hoja de servicios".

Casado se ha mostrado partidario de "una optimización electoral" y de que Cs se reafirme en su aspiración de ocupar el centro izquierda "si está de acuerdo con que el Gobierno del PSOE, de los populistas y de los independentistas no es bueno para España".

"Hace falta una mayoría alternativa por parte del PP como fuerza hegemónica del centro derecha liberal conservador y de aquellos socialistas que no están de acuerdo con la deriva nacionalista y populista del PSOE", ha insistido Casado en su intervención ante los empresarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook