09 de octubre de 2018
09.10.2018
Temporal

La riada de Mallorca deja diez muertos y un niño de cinco años desaparecido

Las precipitaciones, que dejaron 233 litros por metro cuadrado en algunas zonas, desbordaron los torrentes y anegaron el pueblo de Sant Llorenç - El Gobierno iniciará los trámites para la declaración de zona catastrófica

09.10.2018 | 23:12
La riada de Mallorca deja diez muertos y un niño de cinco años desaparecido

Diez personas han muerto y un niño de cinco años continúa desaparecido por las inundaciones sufridas en la comarca de Levante de Mallorca tras las lluvias torrenciales registradas este miércoles, que llegaron a descargar hasta 230 litros de agua por metro cuadrado.

Los cadáveres han sido encontrados en los municipios de s'Illot, Artà, Son Carrió y Sant Llorenç des Cardassar, la localidad más afectada, cuyas calles, anegadas de fango y destrucción, dan testimonio de la violencia con la que el torrente atravesó la población.

Más de doscientas personas tuvieron que ser desalojadas de sus viviendas y dos personas siguen hospitalizadas. Los vecinos observaban hoy con resignación el destrozo causado por el agua y el barro, y muchos de ellos lamentaban que lo habían "perdido todo".

Para paliar los daños, el Consejo de Ministros iniciará este jueves los trámites para la declaración de zona catastrófica y la inmediata puesta en marcha de las ayudas económicas, según ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se ha desplazado hasta las localidades afectadas.

{C}

{C}


El resumen de la catástrofe por las inundaciones en Mallorca en 60 segundos. Vídeo: DM. Foto: EFE.

Una de las víctimas mortales es el exalcalde de Artà Rafael Gili, de 71 años, de la extinta Unió Mallorquina, que murió ahogado en esa localidad, de la que fue regidor en dos periodos, entre 2004 y 2005 y en la legislatura 2007-2011.

Entre las víctimas mortales figuran también una mujer holandesa, así como un matrimonio británico de edad avanzada que viajaba anoche en un taxi cuando la fuerte corriente atrapó el vehículo en la localidad de Sant Llorenç des Cardassar.

Un niño de cinco años desaparecido


Los equipos de rescate siguen buscando a un niño de cinco años al que el torrente sorprendió en el coche junto a su madre y una hermana de siete años. Según han contado los testigos, la mujer logró sacar a la niña pero no al pequeño. El cadáver de la madre ha sido encontrado en el interior del automóvil.

Imágenes de las graves inundaciones

El rey Felipe VI ha telefoneado a la presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol, para expresarle su pesar por las víctimas, su solidaridad con las familias y su apoyo a los afectados.

Hasta Sant Llorenç des Cardassar se ha trasladado también el líder del PP, Pablo Casado, que ha dicho que ante una catástrofe de este calibre no hay diferencias políticas. "En esto vamos todos juntos", ha afirmado.

Más de seiscientas personas, entre militares, policías, bomberos y psicólogos, han integrado el dispositivo que ha trabajado sobre el terreno, en el que se acumulaban coches arrastrados por el agua, barro, cañas, maleza, muebles y enseres de todo tipo.

Carreteras cortadas


Numerosas carreteras, algunas de las cuales han permanecido cortadas durante el día, han sufrido daños, y se ha derrumbado un puente en la Ma-12 de Artà a Can Picafort y otro en la Ma-4023 de Porto Cristo a Son Servera se ha visto afectado en el firme del asfalto.

El día después en Sant Llorenç

Según el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, lo ocurrido es un fenómeno altamente infrecuente. Ha explicado que la causa hay que buscarla en una gota fría que junto al viento del este de carácter marítimo, muy húmedo y templado, y el aire frío en capas altas de la atmósfera creó el "cóctel perfecto" para esas lluvias tan "intensas, torrenciales y persistentes".

Las estaciones meteorológicas de la Aemet en las localidades de Artà-Colònia de Sant Pere y Artá, situadas en la comarca de Levante de Mallorca, registraron ayer 232,8 y 157,4 litros de agua por metro cuadrado, respectivamente.

Ambas localidades están muy cerca del municipio de Sant Llorenç; Artá-Colònia de Sant Pere y Artá se encuentran en una zona más elevada orográficamente a unos diez kilómetros.

Según datos de la Aemet, en la localidad mallorquina de Son Servera, que dista unos nueve kilómetros de Sant Llorenç y también situada en una zona más elevada, se recogieron hasta 97,2 litros por metro cuadrado.

Para mañana, la situación tiende a remitir y estabilizarse, y la Aemet no mantiene ningún aviso por meteorología adversa en Baleares.

{C}

Las consecuencias de la riada en Sant Llorenç. Vídeo: ATLAS

La Guardia Civil y la Policía Local han establecido un plan para evitar robos en Sant Llorenç des Cardassar y el polideportivo na Camel·la de Manacor permanecerá abierto toda la noche por si alguien lo requiere, si bien actualmente no hay ningún afectado en dichas dependencias.

Rafa Nadal, un voluntario más


El tenista mallorquín Rafael Nadal, que se ha sumado a los cientos de voluntarios que han achicado agua, ha ofrecido las instalaciones de su centro deportivo en Manacor para "todos los afectados que necesiten alojamiento".

El 112 en Baleares ha habilitado el número de teléfono 900 600 112 para atender a los afectados y está también operativo para quienes quieran aportar información sobre los incidentes.

Estas inundaciones constituyen una de las tragedias más graves causadas por lluvias en los últimos 25 años en España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook