11 de julio de 2018
11.07.2018
Cataluña

La decisión de Llarena pone en riesgo la mayoría independentista en el Parlament

La decisión del juez de suspender como diputados a los encausados compromete la mayoría nacionalista

11.07.2018 | 13:47

La suspensión de cargo público que ha dictado el juez Pablo Llarena contra seis diputados del Parlament investigados en la causa sobre el proceso soberanista, entre ellos el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, compromete la mayoría que los partidos independentistas tiene ahora en el Parlament.

JxCat, ERC y la CUP sumaron entre los tres 70 diputados en las elecciones del 21 de diciembre, de los que actualmente disponen de 69, ya que el diputado de ERC Toni Comín reside en Bélgica y renunció a mantener su delegación de voto, por lo que no vota en los plenos.

La mayoría absoluta del Parlament está fijada en los 68 parlamentarios, por lo que si los seis suspendidos no renuncian al acta o aceptan ser sustituidos temporalmente --como plantea el juez--, la mayoría independentista quedaría en 63 y sería superada por los grupos contrarios a la independencia, que tienen 65 escaños --Cs, PSC, comuns y PP--.

El conflicto en la Cámara ahora mismo está situado en que hay partidos que sostienen que la suspensión es automática, mientras que otros defienden que no, y aseguran que es el pleno del Parlament quien debe votar si refrenda o no que sean suspendidos.

Cs y PP --como se recoge en el auto-- citan el artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que explicita que un cargo público quedará "automáticamente suspendido en ejercicio del mismo" cuando sea firme un auto de procesamiento por delito cometido por persona integrada o relacionada con bandas armadas o individuos terroristas o rebeldes.

Por el contrario, la CUP y JxCat esgrimen el artículo 25 del reglamento de la Cámara catalana, que establece que un diputado puede ser suspendido si existe un auto de procesamiento o de apertura de juicio oral "y el pleno del Parlament lo acuerdo por mayoría absoluta".

Sustituación temporal

En el auto, Llarena recuerda que la Mesa del Parlament debe adoptar las medidas precisas para que esta suspensión se haga efectiva y deja la posibilidad de que los seis diputados suspendidos puedan ser sustituidos temporalmente por otros integrantes de sus candidaturas.

Así, plantea que JxCat y ERC sustituyan a los seis diputados de forma temporal, por lo que no se alteraría la mayoría de la Cámara, pero los dos partidos independentistas siempre han defendido que merecen ser diputados en plenitud de facultades aunque estén en el cárcel o en el extranjero.

Este jueves a las 10 horas está convocada una reunión de la Mesa del Parlament y el presidente de la institución, Roger Torrent --que se encuentra de viaje en Quebec--, ya ha avanzado que allí se abordará cómo debe actuar la Cámara.

Torrent, que ha acusado a Llarena de querer "adulterar la mayorías" del Parlament, no ha avanzado cómo piensa actuar, pero ha afirmado que la Cámara catalana tiene mecanismos para abordar estas cuestiones, sin precisar cuáles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook