06 de diciembre de 2013
06.12.2013
Aniversario de la Carta Magna

Rajoy condiciona la reforma de la Constitución al consenso

El presidente del Gobierno se muestra dispuesto a modificar la Carta Magna si es para unir más a los españoles

06.12.2013 | 12:08
Rajoy, sobre la Constitución: \
Play
Rajoy condiciona la reforma de la Constitución al consenso

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que la Constitución está en pleno vigor, aunque ha admitido que se puede reformar pero siempre que se haga con consenso muy amplio y sirva para unir a más españoles en torno a ella y no para generar división.

Rajoy ha expresado esas condiciones para reformar la Constitución en declaraciones realizadas a su llegada al Congreso para asistir al acto conmemorativo del 35 aniversario del texto constitucional.

"La Constitución se puede reformar, como cualquier obra humana, y, de hecho, ya se ha reformado en dos ocasiones. Creo que está en pleno vigor y creo que se puede reformar, pero para reformarla se necesita un consenso muy amplio, similar al que tuvo en 1978", ha subrayado.

Además, ha insistido en su argumento de que debe haber objetivos claros para esa reforma y que debe servir para unir y no para generar una división entre los españoles sobre esa modificación.

Rajoy ha destacado el hecho de que en 1978 los representantes de los partidos políticos se pusieron de acuerdo, aparcando las "lógicas" diferencias existentes, para lograr un texto en defensa de la paz, la libertad y la convivencia.

El presidente del Gobierno ha recalcado que el balance de los 35 años de la Constitución es bastante positivo, ya que, además de garantizar la libertad y los derechos de las personas, establece un modelo de Estado que distribuye el poder político y administrativo entre territorios.

"Con la Constitución, a pesar de la crisis actual, España está progresando como nunca en su historia", ha añadido.

Por su parte, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha señalado que hoy es un día de celebración, porque "con razón" a la Constitución española se la calificó como la del "consenso y la concordia".

"No hay que yo sepa una constitución democrática en España que haya durado tanto tiempo; en sí mismo -ha señalado- ya es muy bueno que podamos celebrarla en paz y libertad 35 años después; es en sí mismo motivo de alegría".

El ministro ha expresado asimismo su deseo de que los españoles puedan seguir "conviviendo en democracia y libertad bajo el paraguas de la Constitución española".

Posada pide cautela

Por su parte, el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha considerado hoy que la "esencia" de la Constitución permanece vigente y ha pedido que cualquier intento de reforma se haga "con extraordinaria cautela y gran sentido de la responsabilidad" y cuente con un consenso similar al de 1978.

En su discurso en el acto de conmemoración del 35 aniversario de la Constitución que se ha celebrado en la Cámara baja con la asistencia de altas instituciones del Estado, Posada ha defendido la plena vigencia del actual modelo de convivencia y ha fijado el marco para las propuestas de reforma constitucional que hay sobre la mesa.

En presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, Posada ha insistido en que cualquier intento de reforma necesita una labor pedagógica que exponga con claridad los objetivos que persigue, al tiempo que se estudian y analizan "sus consecuencias".

"Cualquier reforma del marco constitucional debe hacerse, pues, desde el diálogo, contando siempre al final con un respaldo si no el mismo, muy semejante al consenso que acompañó la aprobación de la Constitución", ha insistido.

Y es que para el presidente del Congreso, la Constitución, "lejos de encontrarse agotada" encierra todavía "muchas posibilidades para su desarrollo, y se mantienen "inalterables" fundamentos, como la "soberanía del pueblo español y la indisoluble unidad de España".

No obstante, ha advertido de que no se puede caer "en la tentación" de pensar que el actual sistema democrático se encuentra garantizado de forma "irreversible", y ha recordado que 19 millones de españoles, un 40 por ciento de la población, nació después de 1978 y no pudo votar la Carta Magna.

Así, cree necesario transmitir a las nuevas generaciones que el actual modelo de convivencia "no es gratuito" y que no fue "nada fácil lograrlo".

Pese a ello, reconoce que la actual crisis económica y el distanciamiento entre los ciudadanos y sus instituciones impide hacer llegar esos "sentimientos" de legítimo "orgullo" por todo lo conseguido hasta ahora.

Posada ha tenido también palabras de aliento para las víctimas del terrorismo, a los que dejado claro que no caerán en el olvido, y que su sufrimiento no ha sido en vano porque ha hecho "mucho más sólidos" los valores de la convivencia democrática.

Con la vista puesta en el futuro, el presidente del Congreso ha pedido a los españoles que destierren el espíritu "derrotista y negativo" derivado de la crisis económica, al que ha contrapuesto una sociedad española, "abierta, plural, viva y sanamente ambiciosa".

"Este país ha sido capaz de superar muchas dificultades y ha sido capaz de forjar, en tan sólo unas décadas, una brillante trayectoria de democracia y progreso. Estoy seguro de la que confianza en nosotros mismos nos va a permitir continuar recorriendo, juntos, la senda que nos fijamos cuando en 1978 apostamos por la democracia y la convivencia", ha concluido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook