11 de junio de 2010
11.06.2010
Se han reunido en Roma

Berlusconi alaba la "valentía" de las medidas de Zapatero

El primer ministro italiano asegura que "envidia" el déficit de España

10.06.2010 | 16:53
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (izda), conversa con el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, con quien se reunió hoy en el Palacio Chigi, en Roma, tras ser recibido en audiencia por el Papa Benedicto XVI en el Vaticano.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, alabó este jueves la "valentía" de las medidas adoptadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y admitió que el nivel de déficit de España le provoca "envidia" ya que la deuda italiana es "más del doble".

Así se pronunció Berlusconi en la rueda de prensa conjunta al término del encuentro que mantuvieron ambos en el Palazzo Chigi y en la que los dos jefes de Gobierno defendieron la solidez del euro e intercambiaron palabras de elogio.

"He felicitado a Jose Luis por la valentía que ha mostrado a la hora de tomar estas medidas (de ajuste) y también le he hablado de las medidas que hemos todado nosotros", explicó 'Il Cavaliere'. "Yo miro el ejemplo de medidas que se han aplicado en España e imagino que medidas que estamos tomando nosotros en Italia podrán ser de utilidad también para aquello que tenga que hacer el Gobierno español próximamente", añadió.

Asimismo, aseguró que en Italia "miramos hacia España con gran confianza en la gestión de la económia y los datos que van surgiendo". En este sentido, resaltó que "España tiene una deuda pública muy limitada, de sólo el 53% y eso es una condición muy distinta a la de Italia". Según dijo, su país tiene una deuda del 115%, es decir, "más del doble". Por ello, "le tengo mucha envidia al presidente Zapatero y su Gobierno".

Berlusconi calificó a España de "país amigo" y destacó que Zapatero realiza "intervenciones respetada y con mucho tino" en los Consejos Europeos, por lo que afirmó que le "respeta mucho".

Por último, y en el tono bromista que es habitual en él, el primer ministro italiano dijo: "lo saludo como se saluda a un santo y me despido de él en una situación de gracia absoluta". "Mucha suerte y feliz estancia en Italia. Cuando más vengan a Italia mejor y más nos alegramos nosotros", remachó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook