16 de noviembre de 2009
16.11.2009
Información
No puede regresar a El Aaiún

Aminatou Haidar inicia una "huelga de hambre hasta la muerte"

Su estado de salud es "delicado" y su abogada afirma que "España la ha secuestrado contra su voluntad"

16.11.2009 | 20:10
Haidar ha iniciado una huelga de hambre.

La activista saharaui Aminatou Haidar inició a medianoche del domingo una huelga de hambre en el aeropuerto de Arrecife por no poder regresar a El Aaiún con su familia y su pueblo. La activista declaró que seguirá con la "huelga de hambre hasta la muerte" para que así España tenga que "asumir las consecuencias." Su estado de salud es "delicado", pero su "estado anímico y su convicción son muy fuertes", afirmó su abogada, Inés Miranda. Ésta aseguró que "Estaña ha condenado a Haidar a una cárcel que lamentablemente es el aeropuerto de la Isla de Lanzarote" y sostuvo que "España la ha secuestrado contra su voluntad".

La letrada denunció que su cliente fue nuevamente desalojada el domingo de las instalaciones aeropuertarias "de forma violenta y se la puso en la calle", aunque ha podido entrar una vez abierto el aeródromo.

Criticó que el Gobierno central "obliga a Haidar a estar donde no quiere y la obliga a ejercer una huelga de hambre". "No es que ella legalmente entre en el país, sino que se la obliga a entrar en el país, que es bastante diferente. España ha secuestrado a Aminatou Haidar contra su voluntad", subrayó la asesora.

Asimismo, subraya que las razones que aduce "el Gobierno español son peregrinas y en ningún momento se las han presentado a Haidar y tampoco han sido manifestadas públicamente por el Gobierno marroquí, que dice que es una traidora y por eso no la quiere en el territorio del Sáhara, mientras que el Gobierno español dice que la acoge y no se sabe por qué cuando ella no ha pedido ningún tipo de ayuda".

"España ha colocado una venda donde no hay herida, cuando hay muchísimas personas solicitando asilo, mientras que a Haidar que no lo pide se le obliga a estar aquí, por tanto, España juega contra derecho y contra legalidad", apostilló Miranda. Para la letrada existe una "connivencia entre ambos gobiernos, en tanto que se le obliga a entrar en territorio español y permanecer aquí porque sin pasaporte se la obliga a entrar y sin pasaporte se le prohíbe salir".

En ese sentido, espera que "se haga justicia" y que el Ejecutivo central "respete los derechos humanos". En su opinión, el Gobierno debe "restituir la legalidad y pedir disculpas para que Haidar pueda estar cuanto antes en su casa en El Aaiún".

Igualmente, insistió en que no han "recibido ninguna llamada ni presencia del Gobierno español ni del Gobierno canario, pero sí se han recibido muchas llamadas internacionales de diferentes organizaciones que han premiado la labor de Aminatou y de diferentes estados europeos que parece que quieren hacer alguna intervención".

"El Gobierno español no se ha dirigido a Aminatou Haidar, la ha condenado, la ha secuestrado a estar aquí", aseveró Miranda, quien confesó que la activista saharaui le ha mostrado su pesar porque Lanzarote se haya convertido para ella "en una cárcel, a pesar de que Canarias es prácticamente hermana de su pueblo".

Por último, Miranda hizo especial hincapié en que "el permiso de residencia tiene que ir acompañado de pasaporte si no se puede entrar en territorio estatal", por lo que cree que "parece que España ha sentado un precedente y ahora todos los extranjeros que entren en España sin pasaporte serán obligados a permanecer en España, tal y como le sucedió a Aminatou Haidar".

Se siente "secuestrada"

Así es como este lunes aseguró sentirse Aminatou Haidar, "secuestrada" por el Gobierno español. En declaraciones a los medios, dijo que el Estado español "hasta el momento ha negado mi situación y no quiere llegar a acuerdos", y consideró que este hecho ha sido posible gracias al "acuerdo entre los dos gobiernos".

"No quiero quedarme aquí, para mi estoy secuestrada por el Gobierno español", dijo la activista en pro de los derechos humanos del Sáhara Occidental. Además, resaltó que quiere "regresar a casa" pero no le "dejan salir".

Según Haidar, esta expulsión se debe a que "Marruecos no ha podido callarme" y "ahora con la complicidad del Gobierno español quiere expulsarme del territorio porque como persona conocida los marroquíes temen que haya protestas".

Para la saharaui, "España es responsable de todo el sufrimiento del pueblo saharaui jurídica e históricamente". "Hay intereses bilaterales entre ambas naciones, hay un secreto entre ellos", explicó Haidar. Asimismo, resaltó que "la postura del Gobierno español no tiene nada que ver con los pueblos españoles que me están apoyando al más alto nivel".

Haidar aseveró que continuará con la "huelga de hambre hasta la muerte" para que así España "tenga que asumir las consecuencias debido a que mi salud no está del todo bien".

Ley de extranjería

El periodista sevillano Pedro Barbadillo, retenido el pasado viernes junto al también periodista Pedro Guillén y la activista pro derechos del pueblo saharaui en el aeropuerto de El Aaiún por las autoridades marroquíes, afirmó este lunes que "lo más grave" de todo este caso es que el Gobierno español "incumple su propia Ley de Extranjería".

Barbadillo aseguró que tanto el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, como el jefe de policía del aeropuerto "han confirmado que España incumple la ley al dejar entrar a un extranjero sin pasaporte y permitirse estar en territorio español sin él".

"Se le retiró el pasaporte en Marruecos y se la deportó hacia España con el acuerdo de del Gobierno español, pero el problema es que España la deja entrar porque tiene un permiso de residencia legal para tener tratamiento médico aquí debido a su precario estado de salud a consecuencia de las torturas, pero no la deja salir", recalcó.

No obstante, pese a esa "debilidad física", según Barbadillo, Haidar es una mujer de "gran coraje y una firmeza increíble y es seguro" que continuará con la hyelga de hambre que comenzó el domingo "hasta que pueda volver a su casa, a El Aaiún, con su familia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook