02 de marzo de 2019
02.03.2019

Beneficios psicológicos de las colonias felinas

02.03.2019 | 04:15
Beneficios psicológicos de las colonias felinas

Si algo caracteriza a las colonias felinas, es la distorsión por parte de los seres humanos que conviven con ellas a la hora de mirarlas, centrándose única y exclusivamente en los pocos aspectos negativos que éstas presentan. Sin embargo, yo como psicóloga veo a los gatos ferales como maestros de las cualidades más valiosas que un ser humano puede desarrollar. A través de su cuidado, podremos aprender a manejar competencias emocionales, que forman parte de algo tan importante como es la inteligencia emocional. La gestión de colonias felinas nos permite adquirir habilidades tan importantes como la conciencia emocional, la autonomía emocional y la competencia social. El hecho de responsabilizarnos de estos animales, implica que tendremos que manejar una gran cantidad de emociones negativas y positivas, y que si conseguimos hacerlo de forma sana, esto fomentará nuestro desarrollo personal y psicológico. Las habilidades que más cabe destacar son la empatía (capacidad de ponernos en el lugar del otro y ayudarle) y la tolerancia a la frustración (al saber que seres a los que quieres están expuestos a peligros). Ambas son cualidades clave a la hora de relacionarnos tanto con nosotros mismos, como con los demás. 
Me parece importante resaltar el hecho de que, sino te puedes o quieres implicar en el cuidado de los gatos ferales, que son los que más ayuda necesitan, por su situación de vivir en la calle sin nadie que se responsabilice de ellos, al menos deben ser respetados. Porque lo contrario a respeto es violencia y la violencia es una conducta que se aprende y que se tiende a generalizar. Por ello, el hecho de no respetarlos supone un riesgo tanto para los animales como para la sociedad en general. Por todo esto, considero que sería muy positivo, que la población se implicase cada día más en el cuidado de estos maravillosos animales y sobre todo que a los niños desde pequeños se les enseñe a respetarlos, para que en el futuro desarrollen habilidades psicológicas sanas, que tendrán un impacto tremendamente positivo en su desarrollo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook