14 de julio de 2018
14.07.2018

Cuando tu animal de compañía te sale rana

Soy un enamorado de las ranas. Desde que era pequeño me apasionan. Me encantan sus colores llamativos y la forma tan curiosa que tienen

14.07.2018 | 02:22
Cuando tu animal de compañía te sale rana

Por eso, últimamente, estoy pensando en tener una como animal de compañía. Querría saber qué cuidados debo tener y, sobre todo, si legalmente es posible.

Desgraciadamente, en el mundo de los animales, casi todo legalmente es posible, otra cosa es moral o éticamente. Lo primero que debes hacer es pensarlo bien, al fin y al cabo, vas a tener a ese animal entre cuatro cristales el resto de su vida. Reflexiona, por favor, sobre ello. En cualquier caso, vamos a contestar a tu pregunta. Lo primero es que tengas mucho cuidado al adquirirla y que no te den gato por liebre o, mejor dicho, sapo por rana. De forma general, existen a la venta tres tipos de ranas en el mercado: «la rana arborícola verde» de pequeño tamaño y buen carácter, «la rana toro» que ya se está convirtiendo en una especie invasora en algunos lugares y «la rana de ojos rojos» cuya piel es de colores llamativo pero que, al tacto, puede resultar tóxica. El gran problema que presentan las tres es que son bastante delicadas y necesitan cuidados muy precisos, como, en general, todos los animales que viven en un terrario. Para ellas, la humedad, la temperatura y, la limpieza y desinfección del mismo, son básicos. También lo es la alimentación adecuada. Debes comprarla en tiendas especializadas. Respecto al agua, no olvides que ésta deber ser siempre sin cloro. No te engañes, no es fácil mantenerlas en las debidas condiciones. Por eso, aunque bien cuidadas pueden vivir muchos años, la realidad es que la mayoría mueren a las pocas semanas de llegar a una casa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine