23 de septiembre de 2017
23.09.2017

Cinco acciones fundamentales para salvar a un animal maltratado

La vida de esos animales puede depender de ti. Tú eres su voz y hay varias cosas que puedes hacer por ellos

23.09.2017 | 00:05
Cinco acciones fundamentales para salvar a un animal maltratado

¿Tu vecino pega a su perro? ¿Conoces a alguien que ha abandonado a su animal? ¿Sabes de un perro que vive en un balcón? ¿Sospechas que alguien está envenenando a unos gatos? ¿Has visto a un perro al que mantienen siempre atado a una cadena?

La vida de todos esos animales puede depender de ti. Tú eres su voz. Son animales invisibles para muchos pero, no para todos. Si tú eres de los que los ven, hay varias cosas que puedes hacer por ellos:

1º) Pedir ayuda es básico. Existen varios teléfonos que es muy importante llevar siempre en nuestro móvil. El de la Policía Local, el de la Nacional y el de la Guardia Civil son algunos de ellos.

2º) Consigue todas las pruebas que puedas. Intenta grabar, hacer fotos, apuntar todos los detalles. Probablemente, un juez no las aceptará en un juicio, pero pueden ser de gran ayuda para las autoridades a la hora descubrir al culpable de los hechos. Además, no olvides que muchas veces los responsables, ante las evidencias, acaban confesando. Si se trata de un envenenamiento avisa inmediatamente a la Policía o al Seprona de la Guardia Civil. En estos casos, la rapidez es esencial pero, también, la serenidad. Es fundamental que evites que los animales puedan tener acceso al veneno y, también, que sea directamente un cuerpo policial el que lo retire. Si no lo hacen ellos, no podrá ser aceptado como prueba.

3º) Denuncia los hechos. Es fundamental que lo hagas. Muchos de los casos se quedan sin ser denunciados. Publicarlos en las redes sociales puede ayudar, pero los cuerpos policiales poseen sus registros específicos para ello. No es un capricho. A través de los mismos entrelazan datos y consiguen información muy valiosa a la hora de poder identificar a los culpables.

4º) Realiza un seguimiento de esa denuncia. Sé constante. Interésate periódicamente por cómo va la investigación y muestra tu colaboración en todo momento a los cuerpos policiales.

5º) Busca una buena familia para ese animal. Si se trata de un animal que podría llegar a ser retirado a su dueño es importante que, por si finalmente ocurre, encuentres un buen lugar donde podría vivir el mismo. En estos casos una familia de acogida es lo ideal. De todas formas, ten informada a la policía en todo momento de lo que estás haciendo y sigue siempre sus instrucciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine