Las aficiones de Francia y Portugal calientan la final de la Eurocopa