19 de junio de 2019
19.06.2019
Seguridad vial

El 84% de los conductores aboga por una tecnología que impida usar el móvil al volante

Los hombres de 25 a 44 años son los que más se distraen mientras conducen

19.06.2019 | 14:28
Un hombre conduce mientras mira el móvil.

El 84,13 por ciento de los conductores cree que los accidentes de tráfico podrían reducirse a la mitad en España si los avances tecnológicos impidieran usar el móvil al volante sin manos libres y según nueve de cada diez su utilización es la principal causa de distracción conduciendo.

Estas son algunas de las conclusiones del segundo estudio sobre "Españoles al volante, distracciones y uso del móvil" de las compañías Gonvarri y Movistar realizado tras 2.016 encuestas a conductores de coche de 18 a 65 años residentes en España.

Incluso el 90,58 por ciento considera que la tecnología reduciría los accidentes a la mitad si impidiera conducir bajos los efectos del alcohol, las drogas o el cansancio.

Los hombres de 25 a 44 años son los que más se distraen al volante y escribir mensajes de texto o whatsapp mientras conducen es la acción más arriesgada o peligrosa relacionada con el uso del móvil según los encuestados.
Tras el uso del teléfono móvil los riesgos al volante que los encuestados reconocen son estar cansado, la conducción irrespetuosa o agresiva, usar el GPS, pensar en otras cosas, comer o beber conduciendo, las condiciones climatológicas, la rutina e ir fumando.

Por el contrario los aspectos que menos distraen para los encuestados son llevar mascotas o ir pendiente de la radio.

2,37 segundos es el tiempo medio que los conductores creen que pueden estar al teléfono sin perder la atención en la carretera y sin correr peligro, tiempo que en el caso de los jóvenes de 18 a 24 años sube a los 3,55 segundos, lo que supone si se va a 120 kilómetros por hora se recorren 120 metros, una distancia mayor a la de un campo de fútbol.

El 54,37 por ciento de los conductores admite que una distracción al volante les ha puesto alguna vez en peligro y casi uno de cada cuatro asegura haber tenido algún incidente menor o un susto por este motivo.

Dos de cada diez encuestados afirman que alguna vez en el coche les han dicho cuando conducían que dejaran de utilizar el móvil, en mayor medida los hombres y en edades de 18 a 35 años.

En cuanto a las distracciones independientes del uso del móvil, un 76,98 por ciento declara que se suele distraer cuando conduce, siendo los más jóvenes, los de 35 a 44 años, y los hombres quienes aseguran desatender más la conducción.

Este año el estudio incorpora un apartado sobre ciclistas que refleja que el 40,43 por ciento de los conductores cree que estos se juegan la vida cuando circulan junto a los vehículos de motor y un 30,7 por ciento -sobre todo las mujeres- piensan que no tienen los mismos derechos a circular por carretera y que deberían hacerlo por otras vías.

Por otra parte, el miedo a tener un accidente es el principal motivo que hace conducir de manera más segura y responsable para el 82,49 por ciento de los encuestados, sobre todo a las mujeres, a los que hacen pocos kilómetros anuales y a los que usan coches utilitarios.

Le sigue muy de cerca la responsabilidad de llevar a personas consigo y pensar en su familia, de tal forma que seis de cada diez encuestados aseguran que alguna vez han levantado el pide del acelerador al pensar en alguna pensando que "lo importante es llegar".

El estudio destaca que cuatro de cada diez -los hombres y los que hacen más kilómetros anuales en mayor medida- piensan que es imposible no saltarse los límites de velocidad.

Asimismo que un 62 por ciento piensa que es inevitable cometer alguna imprudencia al volante, que más del 10 por ciento defiende que las normas están para saltárselas y que un porcentaje similar afirma que aunque consulte el móvil tiene el control absoluto de la conducción.

Además que un 18 por ciento -sobre todo hombres y de más de 55 años- considera que el consumo de alcohol moderado no afecta a sus reflejos a la hora de conducir y un 8 por ciento admite conducir de manera agresiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook