12 de mayo de 2019
12.05.2019
¿Qué es más rentable?

Comprar o alquilar

Fórmulas que entran en conflicto con la opción de comprarse un coche

12.05.2019 | 04:15
La posibilidad de alquilar un coche eléctrico y pagar por segundos, solo con descargarse una aplicación móvil para poder acceder al vehículo, es posible en grandes ciudades.
Las restricciones al tráfico en las grandes ciudades y los nuevos hábitos de los conductores más jóvenes han propiciado nuevas fórmulas de movilidad que entran en conflicto con la tradicional opción de comprarse un coche.
 
Mientras las cifras de ventas de vehículos nuevos no terminan de recuperarse, el sector del renting pasa por un buen momento. ¿Es el coche en propiedad sea algo en extinción? ¿Sigue siendo rentable comprar un coche, pudiendo alquilarlo hasta por minutos?
 
Las ventas de turismos y todoterrenos nuevos en España han encadenado en marzo siete meses consecutivos a la baja, desde que el 1 de septiembre de 2018 se introdujera el nuevo ciclo WLTP, el peor dato desde la crisis económica, según las cifras de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam).
 
Por su parte, la financiación en renting de turismos, vehículos industriales y todoterrenos creció un 7,7% el año pasado y supuso el 17,16% del total de las matriculaciones, según la Asociación española de renting de vehículos(AER).
 
La clave de todo está en ver al coche como un servicio de movilidad compartido que pagaremos según el uso que hagamos y sin ningún sentido de la propiedad. 
 
De hecho, la opción de alquilar un vehículo ya no solo por días, sino por horas, con su seguro y su mantenimiento al día plantea una movilidad sostenible sin precedentes, eliminando el exceso de vehículos en movimiento en las carreteras.
 
Esto nos lo podemos plantear si vivimos en grandes ciudades, pero si vivimos en ciudades de menos de 50.000 habitantes no tendremos estos servicios.
 

Comprar

A la hora de comprar un coche hay que tener en cuenta diversos gastos. Al precio de compra del vehículo, el mayor gasto, hay que sumar el coste asociado del alquiler o la compra de una plaza de garaje, el seguro, los gastos de mantenimiento, reparaciones y el combustible.
 
El coche más vendido en 2018 fue el Seat León, un vehículo que tiene un coste medio de 18.000 euros. Si se le suma el IVA, el impuesto de matriculación y el impuesto de circulación nada más sacar el coche del concesionario se paga un total de 23.635 euros.
 
Añadiendo gastos anuales de gasolina, seguro y zona verde, el coste total en los primeros doce meses de vida del coche se elevan a 24.660 euros si es diésel.
 
En el caso del Seat León de gasolina el precio se eleva un poco hasta los 24.840 euros por el coste de este combustible, teniendo en cuenta un precio medio de 1,3 euros por litro.
 
Teniendo en cuenta la vida media de un coche en España, doce años, la suma total de comprar y usar el coche asciende a 42.440 euros para un coche diésel y a 44.226 euros para uno de gasolina.
 

Financiar

El coste del vehículo se eleva considerablemente al recurrir a un préstamo para el coche. Teniendo en cuenta un TIN del 5,50% y una TAE del 6,06% con una comisión de apertura de 270 euros, la mensualidad será de 235,67 euros, un coste total en los ocho años de vida del préstamo de 22.894 euros.
 
A la financiación hay que sumar el IVA de la compra, el impuesto de matriculación y el impuesto de circulación lo que suma 28.529 euros. Si este coche tiene una vida útil de doce años, el coste total de uso más la compra financiada asciende a 44.220 euros en el caso de ser diésel, mientras que en el caso de gasolina el precio total sería de 48.380 euros.
 

Renting

Aquellos que desean cambiar de coche cada cuatro o cinco años pueden optar por el renting de un vehículo. Normalmente, el contrato limita el kilometraje anual pero incluye los gastos de mantenimiento, reparaciones y un cambio de neumáticos. En el caso de los autónomos y en las empresas, el renting tienen ventajas fiscales.
 
Las comparaciones en las principales empresas de renting ofrecen que el Seat León se puede alquilar a largo plazo desde 308,76 a 359,37 euros al mes. Al cabo de doce años el montante se elevará de 44.461 euros a 51.749 euros. En este caso solo habrá que sumar el gasto de gasolina de los doce años por lo que estaríamos hablando de una suma entre 53.821 y 61.109 euros en total.
 

Car sharing

La posibilidad de alquilar un coche eléctrico y pagar por segundos, solo con descargarse una aplicación móvil para poder acceder al vehículo es posible en grandes ciudades como Madrid desde 2016, con empresas como Emov o car2go.
 
Estos vehículos, generalmente eléctricos, basan su éxito en que no hay que ponerles combustible y a que después de usarlos en un trayecto se pueden aparcar en el centro de Madrid sin pagar zona verde o azul. Este tipo de movilidad ha calado entre el público más joven, muchos de ellos en la edad de comprarse su primer coche pero que en lugar de hacerlo se han decantado por el uso de estos vehículos eléctricos.
 
Usando estos vehículos durante doce años, ¿Se ahorraría? En el caso de un car2go, el precio por kilómetro está a 0,39 euros por lo que haciendo 10.000 kilómetros al año se pagan 3.900 euros. En doce años, el coste total de su uso asciende a 46.800 euros. El caso de Emov, el precio sería un poco más económico, unos 2.700 euros al año, es decir, unos 32.400 en doce años.
 
En resumen, los cálculos apuntan que lo más rentable en las grandes ciudades es beneficiarse del 'car-sharing', si bien, tiene inconvenientes como una menor disponibilidad, es decir, no podemos asegurarnos que el coche seguirá ahí cuando salimos del súper. 
 
Para aquellos más tradicionales, la opción de comprar es más rentable que el renting.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook