04 de julio de 2020
04.07.2020
Información

La cala del Moraig como la Cova Tallada: cita previa para evitar aglomeraciones

La playa del Poble Nou de Benitatxell reabre hoy y la próxima semana ya será obligatoria la reserva. El aforo máximo es de 400 bañistas

04.07.2020 | 11:49
Imagen del pasado verano de la cala del Poble Nou de Benitatxell

La cala del Moraig del Poble Nou de Benitatxell sigue la senda de la Cova Tallada. Se convertirá en el segundo paraje costero de la Marina Alta al que solo se podrá acceder con cita previa. Pero eso será la próxima semana. Hoy sábado la cala reabre tras las primera obras realizadas por el Servicio Provincial de Costas de reparación de los estragos que en este litoral causó el temporal Gloria.

Ahora, en tiempos de coronavirus, hay que evitar a toda costa (y en la costa) las aglomeraciones. El Moraig, como tantas otras playas, ha marcado un aforo máximo. Aquí será de 400 bañistas. La reserva se realizará a través de la App "AparcarE", un sistema de vanguardia en la provincia de Alicante.

La aplicación está en estos momentos en fase de pruebas. Se pondrá en marcha la próxima semana. Para este primer fin de semana, que se espera ya a centenares de turistas (los anteriores ya acudió una oleada de bañistas a las calas vecinas de Els Testos y Llebeig, de complicadísimo acceso), un guardia de seguridad privada contratado por el consistorio controlará el acceso. Las barreras de la cala se bajarán cuando se llegue al tope de aforo. En unos días llegarán los cuatro auxilares de playa de la Generalitat que le corresponden al Poble Nou.

Los usuarios deberán aparcar su vehículo en las zonas de parking habilitadas en el 'tallat', en lo alto de la cala y junto al acceso de la ruta dels Testos, y bajar a pie hasta la playa. En este tramo se han instalado barreras para impedir la entrada de coches, dos casetas para los controladores y un Punto de Información Turística. Únicamente se permitirá la entrada de vehículos de emergencia y autorizados.

Además, se controlarán también los accesos a la cala dels Testos y la del Llebeig. En ellas, se regulará la entrada de menores y será obligatorio llevar calzado adecuado. Estas medidas se toman tras los numerosos rescates de los últimos años provocados por el incremento de usuarios y su desconocimiento del terreno. Se trata de calas con accesos de dificultad elevada que cuentan con barrancos y tramos de descenso con cuerda sobre pared de roca caliza resbaladiza.

La cala se volverá a cerrar el domingo 30 de agosto. El Servicio Provincial de Costas reanudará entonces los trabajos de adecuación para reparar los desperfectos y renaturalizar el entorno de la playa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído