19 de junio de 2020
19.06.2020
Información

Fallece en Xàbia José María Recuerda, el artista de la técnica exquisita

Pintor, escultor e ilustrador, se convirtió en maestro de la luz y creó un universo artístico que tenía la ductilidad y la magia del mar

19.06.2020 | 15:11
Fallece en Xàbia José María Recuerda, el artista de la técnica exquisita

Generoso, cercano y artista. José María Recuerda Cobo, "Chema", ha fallecido en Xàbia a los 67 años de edad. Natural de Porcuna (Jaén), pueblo en el que recibió hace unos años la medalla al mérito cultural (se le otorgó en el Día de Andalucía), Chema era una artista de técnica exquisita. Vivía desde 1995 en Xàbia. El Mediterráneo le inspiraba. De hecho, hace unos años realizó en la Fundació Cirne una magnífica exposición titulada "Els colors de l'aigua". Aquellas obras eran una investigación sobre las cualidades del mar. El reto de todo artista es crearse un universo propio. El de Chema tenía la ductilidad y la magia del mar. Irradiaba pasión creativa. Era una artista hedonista y que cultivaba una amable bohemia.

Cursó estudios en las facultades de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría (Sevilla) y de San Fernando (Madrid). Entre 1970 y 1975, viajó por Europa. Amplió estudios en la escuela superior de Bellas Artes de la universidad de París. En ese viaje, se empapó de arte y de mundo. Los artistas "fetén" deben cumplir ese rito de formación libre y viajera.

Hace unos meses, a Chema le diagnosticaron una grave enfermedad. No se separó de sus pinceles. Era un artista tremendamente polifacético. Pintor, escultor e ilustrador, no le dolían prendas realizar encargos. Hay que tener mucha técnica para seducir a los exigentes clientes del arte. Y de técnica este artista iba más que sobrado. El Mediterráneo y Xàbia introdujeron muchos matices en su obra. Se convirtió en un maestro de la luz.

Expuso sus obras en el Grand Palais de París, en la Galerie des Beaus-arts de Burdeos, en el Palazzo Lanfrannchi Comune di Pisa, en la Nouvelle Galerie Tretakios de Moscú, en Leningrado, en Copenhague, en Múnich, en Seul, en San Francisco o en Miami. También exhibió sus pinturas en Barcelona, Madrid, València, Marbella o Santillana del Mar.

Desde este periódico trasladamos el pésame a su esposa, Concha, y a sus dos hijos. Chema deja un gran vacío en Xàbia. Sus amigos de la Fundació Cirne, institución a la que estaba vinculado, ya añoran su gracejo, su generosidad y su pasión por el arte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído