03 de abril de 2020
03.04.2020
Información
CORONAVIRUS

La agricultura de la Marina Alta se reinventa: frutas y verduras directas a las casas y más venta a tiendas y supermercados

La Xarxa Agrícola lamenta que no se puedan celebrar los "Mercats de la Terra"

03.04.2020 | 20:24
Huertos de naranjos de la Marina Alta.

Ahora que la agricultura y todo el sector primario es más que esencial (es vital), los labradores de la Marina Alta tienen que reinventarse. La comarca también es singular en esto. El minifundismo no ayuda. Las vías de negocio que habían abierto los nuevos agricultores, quienes se han decidido a cuidar los campos heredados de sus padres y abuelos, se han cerrado de un día para otro. La Xarxa Agrícola, proyecto desarrollado por el Creama para reactivar este sector, ha descrito hoy perfectamente la complicada situación. Esta entidad advierte de que el cierre de los bares y restaurantes ha "perjudicado seriamente al sector agrario de la comarca y, principalmente, a aquellos agentes que producen hortaliza". Gran parte de estas cosechas las compra la hostelería, que ha hecho bandera de la cocina de proximidad y territorio.

Uno de los productores de la Xarxa Agrícola vaticina que la recuperación del sector de la restauración no será de un día para otro. "Aunque mejore la situación durante las próximas semanas o meses, otros sectores no tendrán vacaciones este verano y, por tanto, se espera una temporada turística muy floja".

Además, la nueva herramienta digital "Mercat en Xarxa", diseñada desde la Xarxa Agrícola con el objetivo de incrementar la conexión entre la restauración y los pequeños productores agrícolas, que se presentó en Gata de Gorgos dos semanas antes de desatarse esta emergencia sanitaria y declararse el estado de alarma, "ha sufrido una parada radical".

La agricultura del "bancalet", como también se conoce a este sector de minifundio de la Marina Alta, también choca con otro gran problema: la suspensión de los "Mercats de la Terra", zocos de productos de proximidad y del terreno (también apuestan por la agricultura ecológica) que son un canal estratégico de venta para las pequeños productores del campo. "La mayor parte pensamos -advierten desde la Xarxa Agrícola- que con un mínimo control de asistencia de personas y la obligación de guardar las distancias de seguridad, muchos de estos mercados, realizados al aire libre, se hubieran podido seguir celebrando sin problemas y de forma segura para todos".

Pero si algo han aprendido estos productores es que deben ser flexibles y adaptarse a las nuevas circunstancias. Hay demanda de verdura y fruta fresca. Eso es indudable. Estos agricultores están dirigiendo la producción que tenían preparada para los restaurantes al usuario final, al consumidor. Se ha "multiplicado" la venta en los puestos de los mercados municipales y en las tiendas de pueblo. Ha aumentado la venta directa con encargos de cestas y cajas de "Bio-Comarca". Se llevan a las casas. Uno de los productores retrata perfectamente lo que está ocurriendo: "El reparto que hacía semanalmente a cinco restaurante se ha paralizado totalmente. Pero, por suerte, las tiendas a las que sirvo han incrementado sustancialmente la demanda de verduras. Así se compensa la bajada de los restaurantes. Con un sólo viaje facturo lo suficiente para aguantar el tirón. Además, ahorro en gastos de carburante y le puedo dedicar más tiempo a las labores del bancal". Acostumbrados a plantar cara a la sempiterna crisis del campo, los labradores de la Marina Alta siempre encuentran motivos de esperanza.

Los productores más grandes están sirviendo a una cadena de supermercados de la Marina Alta. Paradójicamente, ahora está llegando a los hogares más fruta y verdura cosechados en la comarca.

Mientras, los viticultores del moscatel están trabajando en los campos y cruzan los dedos para que en la próxima campaña turística, la de verano, "la hostelería vuelva a tirar del carro". Una pareja de nuevos productores cree que esta crisis puede decidirles a apostar por el campo. Uno de ellos trabaja en una empresa que ha aprobado un ERTE. "Quizás esta situación del coronavirus la podamos aprovechar para dedicarnos definitivamente al sector agrario y producir huevos, hortalizas, conservas y almendras".

La conclusión que saca la Xarxa Agrícola de la Marina Alta es que no se puede negar que hay productores que por la paralización de la hostelería han visto reducidas casi en un 70 % las ventas. Pero el golpe se ha podido atenuar con el incremento de la venta directa a las casas y la mayor demanda en tiendas y supermercados. "Eso sí, la cancelación de los mercados de venta de proximidad ha sido una decisión muy perjudicial para todo el sector", lamenta esta entidad.

Información sobre la crisis del coronavirus en la provincia de Alicante y la Comunidad Valenciana:

Últimas noticias de la crisis del Covid-19 en la provincia de Alicante hoy

La pandemia de coronavirus deja 31 fallecidos más en la provincia de Alicante

Mapa del coronavirus: así avanza en España y el mundo

El Consell inicia la última fase del hospital de campaña de Alicante para que esté disponible la próxima semana

Las cinco universidades de la Comunidad Valenciana finalizarán la docencia online

El Covid-19 golpea más fuerte a los trabajadores autónomos

Los especialistas apuestan por una vuelta escalonada a la normalidad en mayo

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook