24 de enero de 2020
24.01.2020

Los 80, la década en la que las estrellas del pop acudían de incógnito a Moraira

«Fue una época fantástica; venían los músicos más famosos del momento en busca de la intimidad de esta costa», recuerda el empresario Antonio Tro

24.01.2020 | 01:49
Antonio Tro, «Campana», y los integrantes de la banda británica Sigue Sigue Sputnik.

«Venían de incógnito y valoraban mucho la intimidad de esta costa. Y sí, durante la década de los 80, aquí estuvieron los músicos más famosos del momento». Antonio Tro Fluxá, Campana, hizo en esos años de cicerone de las grandes estrellas del pop. Les descubrió Teulada-Moraira, Benissa y Calp. Querían pasar desapercibidos. No todos lo conseguían. Antonio Tro esboza una sonrisa cuando le viene a la memoria la noche que llevó a los integrantes de Sigue Sputnik a una discoteca de Benidorm. «La revolucionaron», afirma. También recuerda que junto a su familia llevó a uno de los hermanos del dúo Bros, que entonces enamoraba a las adolescentes, a cenar a un restaurante de Calp. «Cuando se enteraron de que estaba allí empezó a entrar más y más gente. Era una multitud. Se corrió la voz. Tuvimos que salir por la puerta de atrás».

Antonio Tro se dedicó un poco de casualidad al negocio inmobiliario. De joven tenía en mente viajar por Europa y aprender inglés, alemán y francés. Luego quería regresar a la Marina Alta (él es de Benissa) y colocarse de camarero o en un hotel. Se marchó a Inglaterra y allí conoció a la que luego sería su mujer. Aprendió el idioma al dedillo y eso le sirvió para hacer amistad con un agente de viajes de Londres, que era el que tenía relación con las estrellas del pop y las convencía de que en la costa de la Marina Alta estaba el paraíso. Llegaban en avión al aeropuerto de Alicante. Y allí les esperaba Antonio Tro, que se encargaba de mostrarles parcelas y chalés.

«No puedo desvelar quiénes compraron. Eso es secreto profesional. Pero sí ha pasado ya un tiempo y puedo decir que estuvieron aquí Alan Parsons, Robert Palmer, Eurythmics (su cantante era Annie Lennox) o John Taylor, de Duran Duran», explica Campana (prácticamente todo el mundo lo conoce por este apodo).

Sí es de dominio público que la ya fallecida Dolores O'Riorden, de The Canberries, se compró una casa en el litoral de Benissa. También presentó un proyecto, que no salió adelante, para construir un refugio para grandes músicos.

«Los 80 fueron una época fantástica», evoca este empresario que fundó Casitas Moraira (ahora Grupo Moraira). «Entonces vendía unas cien casas al año. Hacía amistad con los clientes. Agradecen tener a alguien en quien confiar».

Las estrellas del pop se hospedaban siempre en el Swiss Hotel de Moraira. Campana conducía un espectacular Lamborghini. Recuerda que llevó en el coche a la actriz británica Honor Blackman, que fue 'chica Bond' en Goldfinger. «Cuando bajó del coche, me dijo que con el bigote me parecía mucho a Sean Connery».

La fiesta en Benidorm en los años 80

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook