05 de diciembre de 2019
05.12.2019

Calp planta cara a Vox y regula el duelo en los casos de mujeres asesinadas

El líder local de la ultraderecha, que, al igual que el de Dénia, no respeta los minutos de silencio, pretendía que se eliminara la referencia a la violencia machista

05.12.2019 | 22:36
Todos los concejales guardan silencio y se ponen en pie para condenar los asesinatos machistas. INFORMACIÓN

Calp planta cara al negacionismo de Vox. El coordinador local de la ultraderecha, Salvador Ferrer Jorro, se hace de notar en los plenos. Este partido no tiene representación. Pero Ferrer Jorro se sienta en primera fila y, cuando la corporación y el público guardan un minuto de silencio y se ponen en pie para condenar el último asesinato machista (desgraciadamente, lo tienen que hacer cada mes), no se inmuta. Se queda sentado. Lo mismo hace el «jefe» de Vox en Dénia, Félix Redondo. También se queda arrellanado en la butaca e impasible. Ni siquiera se levantó cuando el pleno expresó su repulsa por el asesinato de Elena, la vecina de Dénia degollada por su expareja.

Ferrer Jorro ha dado un paso más en el negacionismo de la violencia machista. Ha presentado por registro de entrada un escrito que pretende leer en el pleno del próximo lunes. Pide que el minuto de silencio se guarde «por todas las víctimas de violencia dentro del entorno familiar, sin diferenciar género, siendo igual para mujeres, hombres, niños...».

El ayuntamiento rechaza de plano esa tesis y quiere zanjar un debate que Vox se empeña en instigar con esa actitud de menosprecio que sus representantes exhiben en los actos de condena a los asesinatos a mujeres.

La alcaldesa, Ana Sala, del PP, ha encargado a la jefa del área de Política Social, Tania Segovia, un informe sobre el protocolo de duelo ante los asesinatos de mujeres víctimas de violencia de género. La munícipe ha aprobado mediante un decreto ese protocolo institucional. Se dará cuenta en el pleno. Y no deja resquicios. Alude a la violencia machista e incide en que el deber de la corporación es «actuar de manera rotunda para condenar cualquier tipo de actitud de violencia, de discriminación y de abuso hacia las mujeres y las niñas». El protocolo muestra, además, «la repulsa más contundente de la institución a los asesinatos producidos por la violencia machista».

El consistorio institucionaliza el duelo y deja bien claro su firme compromiso de «combatir la violencia contra las mujeres y mostrar todo el apoyo a las supervivientes y víctimas de violencia de género».

No hay ya discusión posible. Los partidos con representación en Calp (PP, PSPV, Compromís, Ciudadanos y Defendamos Calpe) no entran en disquisiciones. El ayuntamiento está comprometido en promover la igualdad entre hombres y mujeres y en luchar contra la violencia machista.
El protocolo define que se harán concentraciones en la plaza Miguel Roselló cuando se produzca el asesinato de una mujer. El consistorio avisará a todos los trabajadores y vecinos para que se sumen a esos actos de repulsa y de solidaridad con las víctimas. Si la mujer asesinada es vecina de Calp, se colocarán las banderas a media asta, se leerá un manifiesto, se convocará una reunión urgente de la Mesa de Violencia de Género y se prestará todo el apoyo necesario a los hijos y entorno de la víctima.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook