03 de agosto de 2019
03.08.2019

Todos los grupos hacen piña en Calp para frenar las torres

La alcaldesa dice a los promotores que el parón urbanístico «es temporal y a muy corto plazo»

02.08.2019 | 21:23
Las torres dominan el frente litoral de Calp.

El pleno de Calp aprobó ayer por unanimidad suspender licencias en el litoral de la Manzanera, el de los emblemáticos edificios de Bofill, y en el Morelló, Ifac y la Fossa (el frente litoral urbano) y en el Saladar (la segunda línea y el entorno de les Salines). El gobierno local (PP y Ciudadanos) respiró. Los tres grupos de la oposición, PSPV, Compromís y Defendamos Calpe, apoyaron esa medida que tiene un propósito claro, salvar la última parcela virgen del litoral, que está en la Manzanera y abraza 9.000 metros cuadrados, y frenar las torres en primera línea. El concejal de Urbanismo, Juan Manuel del Pino, de Cs, avanzó que los próximos edificios ya no podrán rebasar las 15 alturas.

Todos los partidos van a una en este paso para repensar un modelo urbanístico ideado hace 30 años. «Era necesario parar», dijo la alcaldesa, Ana Sala. Del Pino fue muy concreto en los dos proyectos que más acuciaban al ayuntamiento. En la Manzanera, una promotora ya ultimaba pedir licencia para construir en ese último suelo virgen, y una empresa vinculada a un fondo de inversión británico ya había solicitado el permiso para levantar en un terreno de 6.00o m2 que está en el acceso al puerto (próximo a les Salines y al Penyal) un edificio de 30 alturas. El edil de Urbanismo dijo que esta última torre superaba en altura al hotel Suitopia, el actual techo de Calp.

El portavoz de Compromís, Ximo Perles, dejó claro lo que significaba ir todos a una en este parón urbanístico (la suspensión de licencias tiene una vigencia de un año prorrogable a un segundo). «Todos asumimos la misma responsabilidad», afirmó.

La alcaldesa admitió que esta medida genera «disgusto» entre los promotores. «Pero es un parón temporal y a muy corto plazo», aseguró. Sala dijo que la suspensión «no restringe los derechos» y defendió que se sustenta en informes técnicos y jurídicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook