15 de febrero de 2019
15.02.2019

La gamba roja revienta el Mercat de Dénia

Los vecinos aprovechan que, por una vez, el marisco ya hervido se vende tirado de precio y en apenas tres horas agotan los 50 kilos previstos para tres días

15.02.2019 | 04:15
Los vecinos llenaron la zona del pescado y hubo colas para comprar el cucurucho de gamba

La gamba roja voló. En apenas tres horas, la multitud que ayer acudió al Mercat de Dénia agotó casi 50 kilos de este marisco. Se vendieron unos 300 cucuruchos. A las 13 horas, los vecinots más rezagados pedían su tapa de gamba roja y ya no quedaba nada. La campaña, eso sí, sigue hoy y mañana. Todavía hay tiempo para hincarle el diente al marisco que Dénia, ciudad creativa de la gastronomía de la Unesco, ha convertido en estandarte de su cocina marinera.

La idea de vender tapas (cucuruchos con media docena de gambas) y caña o copa de vino por 2,5 euros ha triunfado. Ni los organizadores esperaban semejante avalancha de gente. La concejalía de Mercados y la Oficina de Innovación y Creatividad del Ayuntamiento de Dénia han querido aprovechar San Valentín y lanzar la campaña «enamorados de la gamba de Dénia». Este producto, está visto, levanta pasiones. Y más si, por una vez, el precio baja de las nubes.

Para hoy y mañana habrá que traer marisco a espuertas. Los 50 kilos que volaron ayer eran los previstos para los tres días.
«Ha sido espectacular, una locura», indicó a este diario Paula Febrer, que lleva uno de los tres puestos de marisco y pescado fresco del mercado. «En las ventas de pescado no lo hemos notado. La gente viene a lo que viene, a la gamba. Pero el objetivo también es difundir esta parte del mercado y fidelizar a los clientes».

El cocinero Miquel Ruiz también tiene tirón. Elaboró ante un apretujado público sencillas recetas de pescado. El chef es un habitual del mercado. Y ya había confesado que le seducía la experiencia de cocinar en un lugar con tanta historia como es la sección del «peix». El Mercat de Dénia, abierto en 1956, tiene una fuerte esencia marinera. Resisten tres paradas, Paula, Galant i Puig y la del Pòsit de pescadores.

El alegato de Miquel Ruiz a favor de la cocina de mercado

Miquel Ruiz (El Baret de Miquel) acude cada día al Mercat de Dénia. Su cocina es de temporada. Reivindica los platos improvisados. Ayer, ante un público maravillado, elaboró una caballa que aliñó con aceite de oliva, soja y sésamo. Cocinó otras recetas y empleó «fenoll marí», el humilde boniato, el «polp sec» o las pasas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook