12 de diciembre de 2018
12.12.2018

«Cuando bajas de una montaña como el Montgó, te comes el mundo»

Maite Minaya, primera invidente que corona la cima de Xàbia y Dénia, reivindica la accesibilidad de las cumbres

11.12.2018 | 22:46
«Cuando bajas de una montaña como el Montgó, te comes el mundo»

«A veces me preguntan que por qué subo a las cimas si desde allí no puedo ver nada. Pero lo importante es disfrutar del aire, de la compañía, de las risas, de los olores y sentir y tocar la montaña. Además, siempre te la describen». Maite Minaya, la primera montañera ciega que ha conquistado el Montgó, defendió ayer la energía que transmite una cima como la que comparten Xàbia y Dénia. «Cuando bajas te comes el mundo». Minaya estuvo ayer en Xàbia y evocó junto al tenista David Ferrer, el equipo de montaña de la ONCE, los responsables de We Love Mountains y los integrantes del Centre Excursionista de Xàbia la ascensión que todos ellos realizaron a finales de noviembre. Se proyectó el audiovisual de esa proeza.

La montañera mide sus pasos. Camina agarrada a una barra guía que le abre camino y otra persona que hace la función de timón. Recorren la senda con la barra siempre del lado de la caída. La seguridad es primordial. Esta montañera, que lucha también contra una enfermedad degenerativa, acaba de hollar la cima del Teide.

«Subir al Montgó fue una oportunidad maravillosa», dijo ayer en el acto de celebración del Día de las Montañas. David Ferrer se declaró admirador de esta montañera: «Puede que yo sea un ejemplo como deportista, pero ella lo es como persona, y lo demuestra cada día». Ferrer reconoció que el día de la expedición con Maite Minaya fue el de su segunda subida al Montgó. «Fue una experiencia espectacular. He descubierto los valores de la montaña y pienso transmitírselos a mi hijo, a mi familia y a todo mi entorno», afirmó el deportista xabienc.

Minaya reivindicó la accesibilidad a las montañas. Defendió que subirlas integra y ayuda a las personas que sufren algún tipo de discapacidad. «En el Montgó, me sentí acompañadísima».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook