06 de noviembre de 2018
06.11.2018

Una montañera ciega conquista el Montgó

Mayte Minaya, ingeniero forestal, apasionada de la montaña e invidente, asciende a la cumbre de Xàbia y Dénia en una expedición con David Ferrer

06.11.2018 | 04:15
Una montañera ciega conquista el Montgó

Las montañas son territorio de solidaridad. Sin ayuda, no se alcanza la cima. Eso lo sabe cualquier buen montañero. El sábado, en el Montgó, se montó una de esas «cordadas» de solidaridad. Ascendía Mayte Minaya, ingeniero de montes y apasionada de la montaña. También es ciega. Pero Mayte, de 57 años, es de esas personas que transforman la discapacidad en capacidad y reto. Ha subido picos de impresión e incluso ha coronado el glacial Galdhopiggen, el más alto de Noruega. El Montgó ya figura en su colección de cumbres.

Lo conquistó el sábado. Se convirtió en la primera persona invidente que sube a esta montaña de Xàbia y Dénia. Y en la ascensión la acompañó, entre otros, el tenista xabienc David Ferrer, quien se apuntó sin dudarlo ni un segundo a esta gesta histórica y solidaria.

La expedición forma parte de la conmemoración del Día Internacional de las Montañas. Ya hace años que la Marina Alta se suma a esta efeméride, que por mandato de la Unesco se celebra el 11 de diciembre. Dénia, Benissa, Calp, Teulada y Vall de Laguar se han turnado en organizar actos y ascensiones. El pasado año la cima elegida fue el Cavall Verd. La coronó el gran alpinista de 79 años Carlos Soria.

La edición de este año la acoge Xàbia. La ascensión del sábado dejó imágenes de superación y solidaridad que servirán para un vídeo promocional del Día Internacional de las Montañas. La expedición hizo cima por la vertiente de Xàbia, por la quebrada y pedregosa senda que arranca en la Plana Justa y que culebrea hasta alcanzar la cumbre, a 754 metros de altura.

Mayte, que es profesora de montañismo adaptado de la Fundación UNED y pertenece al Grupo de Montaña de la ONCE, caminó agarrada a una barra de unos tres metros. Delante iba el guía y detrás un montañero que hacía de timón. Ambos le indicaron si había piedras o acusados desniveles. David Ferrer se involucró como el que más y guió durante un buen trecho a la montañera. La conexión fue inmediata.

En la expedición, también participaron miembros del Centre Excursionista de Xàbia y el ingeniero de montes Jesús Reina, coordinador en la Marina Alta del Día de las Montañas.

La hazaña de Mayte Minaya se une a la que protagonizaron en abril de 2017 los escaladores Urko Carmona, quien hace años perdió una pierna en un accidente de tráfico, y Javier Aguilar, que también es ciego. Treparon por una pared de 250 metros del Penyal d´Ifac hasta alcanzar la cima de esta mole de piedra de Calp. El realizador Hugo Jareño convirtió ese hito en el documental «Peñón capacitado». Las montañas de la Marina Alta no tienen barreras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído