05 de septiembre de 2018
05.09.2018

El Síndic insta a Dénia a mantener limpio el final del cauce del río Girona

?Los vecinos denunciaron que las tres administraciones se pasaban la pelota para retirar las algas podridas que generaban malos olores

05.09.2018 | 02:24
Imagen de la desembocadura del río Girona atascado por la posidonia el pasado mes de mayo.

El Síndic de Greuges ha instado al Ayuntamiento de Dénia a mantener en «un óptimo estado de limpieza y conservación» la desembocadura del río Girona, una zona en la que habitualmente se acumula posidonia, y que al descomponerse genera malos olores.

El Síndic hace esta recomendación al ayuntamiento y le invita a mantener la coordinación con la Confederación Hidrográfica del Júcar y Costas para hacerla efectiva, tras recibir una queja de unos vecinos de la urbanización cercana en la que mostraban su disconformidad con los malos olores, así como con la presencia de peces muertos debido a la ausencia de un caudal ecológico.

Los vecinos se sentían indefensos ya que tanto el ayuntamiento, como la confederación y Costas no resolvían el problema.

Ante esto, el defensor abrió una investigación de oficio que trasladó a las partes y, en su respuesta, el ayuntamiento expuso que ha planteado varias soluciones para evitar que se acumulen las algas en la zona, como por ejemplo construir una mota subterránea para evitar que las algas se desvíen del mar o modificar el espigón sur de la zona marítima.

Por su parte, desde Costas y la confederación señalan en su respuesta que se han acometido diversas actuaciones en la zona «por lo que los problemas derivados de esta acumulación de posidonia desaparecerán en breve».

En su escrito el Síndic de Greuges reconoce que no tiene competencias sobre Costas o la confederación, ya que dependen del Gobierno central, pero destaca que ha dado traslado de la misma recomendación a la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana para que les llegue.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook