11 de agosto de 2018
11.08.2018
Jesús Pobre

Puig aboga por hacer de «l´escaldà» un patrimonio vivo

El presidente de la Generalitat acude a Jesús Pobre a la fiesta por la declaración del BIC Inmaterial

11.08.2018 | 01:45
Puig aboga por hacer de «l´escaldà» un patrimonio vivo

L´escaldà del moscatel para convertirlo en pasa era siempre una fiesta. Conseguir ahora que ese proceso agrícola tradicional, que posibilitó que a finales del XVIII y principios del XIX la comarca de la Marina Alta comerciara de tú a tú con Inglaterra, Estados Unidos, Cuba o Filipinas (la pasa era en esos países una preciadísima golosina), esté protegido con la figura de Bien de Interés Cultural (BIC) Inmaterial también ha dado para otra fiesta. Se celebró ayer en Jesús Pobre, el pueblo (en realidad es una entidad local menor que depende de Dénia), que ha liderado el expediente para lograr la declaración de BIC. Acudieron alcaldes de toda la comarca, así como el secretario del Consell Valencià de Cultura, Jesús Huguet. También se arrimaron escritores como Pepa Guardiola y Jovi Lozano (gerente, además, de la Mancomunitat Cultural de la Marina Alta). Y a la celebración se sumó el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

L´escaldà entra ahora en un nuevo terreno. Lo importante es reivindicar el producto, la pasa. Puig abogó por relanzar este proceso agrícola tradicional. «L´escaldà no está muerta. Es un patrimonio que sigue vivo», dijo.

Ya quedan muy pocas familias que mantienen el ritual de l´escaldà. Jesús Pobre la ha recuperado como fiesta que tiene lugar en ese gran espacio de reivindicación del mundo rural que es su gran riurau. Pero es importante trascender el folclore.

El presidente del Consell también destacó que l´escaldà es «un testimonio de la historia colectiva. Representa una manera de entender la economía y la cultural. Representa el esfuerzo». Aseguró que la Generalitat arrimará el hombro en el reto de rescatar este proceso milenario de transformación agrícola. «Es una gran referencia de la cultura valenciana».

Mientras, el alcalde de Jesús Pobre, Javier Scotto, subrayó que en el esfuerzo por lograr el BIC inmaterial «nos hemos hermanado con las comarcas de la Marina Baixa, la Ribera, la Safor, la Vall d´Albaida y l´Horta Nord». Dijo también que anoche fue la primera vez en los 20 años que Jesús Pobre es entidad local menor que un presidente del Consell acudió a este pueblo.

Mientras, el alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, afirmó que la pasa está viajando por le mundo. Dénia es ciudad creativa de la gastronomía de la Unesco y, a cada encuentro internacional al que acude, lleva este fruto seco. Avanzó que la próxima jornada que se hará en el Mercat Municipal para descubrir los productos de la Marina Alta estará dedicada a la pasa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook