15 de mayo de 2018
15.05.2018

Las obras estrangulan Dénia

El centro urbano está ya cercado por trabajos de reurbanización al iniciarse ahora los de la calle La Mar

15.05.2018 | 04:15
Las máquinas entraron ayer en la céntrica calle La Mar, que estará 5 meses patas arriba.

Obras en los cuatro puntos cardinales del centro urbano de Dénia: al sur, en la calle Colón, que debe terminarse para la Festa Major de principios de julio; al oeste, en Sant Francesc (la calle que sube al Castell); al este, en Sandunga (y en la antigua lonja de pescadores), y, al norte, en la calle La Mar, donde ayer las máquinas empezaron ya a «triturar» las aceras. Dénia es una ciudad cercada por obras. Y las que vendrán, ya que han de iniciarse las de la calle Fontanella y la plaza Arxiduc Carles, ahora liberada de autobuses. Tanta calle cerrada sirve ya para ir acostumbrándose a la ciudad que camina hacia la peatonalización. Mejor aparcar en el extrarradio y adentrarse en la Dénia urbana a pie.

Las obras de reurbanización de la Mar, que harán esta calle peatonal, deben acabarse dentro de cinco meses. El PP ha presentado ya una moción, que se debatirá en el próximo pleno, en la que exige que «las obras no iniciadas o recién iniciadas» del Plan Confianza, como éstas de la calle La Mar, se paralicen durante los meses de julio y agosto. Los populares aseguran que tener las calles patas arriba espantará a los turistas. Pidieron el ayuntamiento que se aplique la ordenanza que obliga a suspender las obras en esos dos meses de verano.
Tres de las obras del Plan Confianza las lleva a cabo la empresa Binaria. Ha construido la nueva y estrecha estación de autobuses. Está reurbanizando la calle Colón, que debe tener acabada para el 2 de julio, justo antes de que Dénia inicie sus fiestas de la Santíssima Sang (las de los bous a la mar). Y ahora ha empezado a abrir las primeras zanjas en la calle La Mar.

A Dénia, se le han agolpado las obras del Plan Confianza. Hay prisa por acabar. Pero, mientras, toca sufrir atascos, calles cerradas al tráfico, problemas de acceso a viviendas y comercios, ruido, polvaredas...

La estación de autobuses, estrecha

La edil del PP Isabel Gallego verbalizó ayer uno de los grandes misterios del fiasco de la nueva estación de autobuses. La terminal ocupa 1.645 metros cuadrados, cuando la parcela municipal tiene 2.870. Al hacer el proyecto se escatimó con el espacio. Se ha dejado medio terreno para aparcamiento. Y la estación ha quedado estrecha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine