14 de marzo de 2018
14.03.2018

A prisión por una presunta violación el autor de los robos en el casco antiguo de Xàbia

El joven, de 27 años, abusó sexualmente de una mujer de 51 tras humillarla al ofrecerle dinero para que se acostara con él

14.03.2018 | 13:52
A prisión por una presunta violación el autor de los robos en el casco antiguo de Xàbia

La Guardia Civil les echó el guante tras cometer 15 robos en bares de Xàbia, causar 6.100 euros en daños (rompían puertas y ventanas con objetos contundentes), llevarse 6.800 euros en efectivo y birlar también botellas de bebida por valor de 400 euros. Los dos detenidos, de 25 y 29 años, pasaron a disposición judicial y quedaron en libertad con cargos. Ahora, un par de semanas después de su arresto, uno de ellos se ha ido derechito a la cárcel. Está acusado de violación. El sábado, a las 6 de la mañana, acudió a un bar donde una mujer de 51 años toma café a esa hora todas las mañanas. Según las fuentes consultadas, el joven la humilló primero al ofrecerle dinero para que se acostara con él. La víctima aseguró a los agentes que la acosaba desde hacía tiempo. Abusó sexualmente de ella en la calle, entre dos vehículos. El supuesto agresor declaró el lunes ante el juez, que lo ha enviado a prisión.

El ahora encarcelado y su compinche en los robos esperaban a que los dueños de los bares y restaurantes cerraran y luego irrumpían en los locales tras forzar puertas o ventanas. Iban encapuchados ya que sabían que los negocios contaban con cámaras de seguridad. Saqueaban la caja registradora. Si el botín era escaso, esa misma noche asaltaban más establecimientos. También se llevaban botellas de alcohol. Luego se refugiaban en casas de familiares y amigos, ya que ellos no tienen vivienda fija.

La Benemérita de Xàbia también ha capturado al autor de 14 robos en chalés del Montgó. Es un joven de 25 años. Sustrajo más de 7.000 euros en joyas y 12.000 euros en dinero contante y sonante. Se colaba en las viviendas cuando sus dueños salían a cenar. Más de un propietario se encontró con el delincuente al volver a casa. De hecho, uno de ellos forcejeó con el ladrón, que logró escapar saltando la verja del chalé, que es de hierro y acaba en puntas. Se le cayó en la huida el teléfono móvil que acababa de robar y un tique de compra. Cojeaba, lo que delataba que se había clavado en la pierna una de las puntas de hierro.

El delincuente acudió a un centro de salud fuera de Xàbia para intentar despistar a los agentes. No lo logró. La Guardia Civil lo apresó. El juez lo ha enviado a prisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine